Cosas que pongo :P

miércoles, 19 de diciembre de 2012

CAPÍTULO 17


(Narra Louis)

Me desperté en una habitación de paredes azules, en te techo de la habitación había una bandera de inglaterra, miré el reloj que había en la mesilla de noche, eran las 12:00 de la mañana supongo que habríamos dormido en casa de Amanda, o mejor, mi novia, aún no oficialmente, pero estaba seguro de que lo sería. Volviendo al tema, salí de la cama, y rebusqué entre los cajones, sí era la habitación de Amanda, era ropa de chica, miré a mi alrededor y vi un monton de ropa con un post-it.
  ''No se si te estará, es ropa vieja de mis hermanos, baja cuando te despiertes''

                                                                                                   AC :)

Me puse la ropa y baje por las escaleras, esa casa era parecida a un laberinto, la habitación de Amanda estaba en la 4ª planta, y suponía que estaban en la planta baja, en el salón. Sí, se oía hablar a las chicas.
-Buenos Días.
-Tu novia está con Brenda y tu ex en la piscina.
-¿A que suena bien? MI novia.
Salí por la puerta trasera que daba a un gran jardín, que estaba cerca de un bosque frondoso, al salir ví a Brenda y a Eleanor. Pero Amanda no estaba.
-Está en la parte del lado del jardín.
-¿Tengo que andar mas?
-Sí
Al fín la ví estaba tumbada en el cesped, arrancaba algo de hierba, se incorporó y se quedó sentada con las piernas cruzadas, estaba de espaldas a mí, llegué a donde estaba ella y le tapé los ojos.
-¿Quién me coge?
-Tu acosador personal.
-Ah vale entonces si eres tu ya estoy tranquila. -le seguía tapando los ojos- Louis no te canses de estar ahí de pie, en serio se te va a cansar la mano, y los pies, y todo el cuerpo.
-Que tienes ahí. -dije poniendome en la misma posicion que ella.
-Nada.
-Tienes algo.
-No tengo nada.
-Mientes muy mal.
-Ya lo se.
-Pero, encima lo admites.
-Admito, que miento mal, pero no que te esconda nada.
-Dame eso.
-No.
-Jo, ahora me pongo triste. -me puse a hacer pucheros- ¿no me vas a decir nada?
-No, porque como anoche, hay 11 personas incluidos mis hermanos están mirando a ver que pasa.
-¿A la de 3?
-¿Por que no?
-A la de una.
-A la de dos.
-A la de tres.
Estaba muy cerca de ella, cerca no, más y entonces...
-¡¡Que se van a besar!! ¡¡Se van a besar!!
-¿Lo mato o le tiro a la piscina?
-Lo segundo será divertido.
-Piensa, tu crees que yo puedo tirar a un chico que pesa el doble que yo y que mide casi 2 metros.
-Cierto, pues te tiro yo a ti.
La cogi, como un saco de patatas y me fuí corriendo con ella hacia la piscina y la tiré, bueno, me agarró tan fuerte que me caí con ella.
-Eres idiota.
-Sí pero soy tu idiota.
Ahora si que nos besamos, mucho mejor que el de la noche anterior, mas bien como el primero, el mejor, oía aplausos, supongo que eran los 11 cotorros de antes, pero me daba igual porque estaba con ella.
-¡¡Mamá está en casa!! ¡Todos dentro ahora!
-¿Y eso?
-Ahora te lo explico.
Entramos a la casa y vimos que Claudia ya estaba ahí.
-Louis, cariño, esta tarde llegan tu madre y tus hermanas desde Doncaster, de van a quedar hasta el día 8. Otra cosa, ¿que hacéis mojados?
-Nos caímos a la piscina. -dijo Amanda- me tropecé, intentó cogerme y nos caímos.
Me miró, con esa preciosa mirada que solo ella tenía, hasta mojada estaba guapa. La cogí a lo princesa.
-Arriba princesa, ¡hay que secarse!
-¿Vas a poder conmigo todas las escaleras?
-Pues claro que sí. Soy Superman.

(Narra Amanda)

Entré a mi habitación, Louis se acopló en la habitación de invitados que estaba al lado, decidimos que cuando vinieran sus hermanas y su madre, nos repartiríamos las habitaciones para que ''accidentalmente'' nos tocara juntos. Según mi madre a mi padre le daban el alta el domingo lo cual haríamos lo nuestro público. Mientras tanto ibamos a disimular lo que pudieramos (tampoco es que fuera facil pero no imposible). Me vestí, me puse unos shorts de talle alto y una camiseta blanca con volantes y una rebeca de punto gris. Me fuí a su habitación y toqué a la puerta.
-Está abierto. -No llevaba camiseta, con eso lo digo todo- No me mires tanto que me desgastas.
-Si te quedas así va a ser complicado. -Dirigí la vista al suelo. Por la risa que soltó suponía que mi cara tenia que ser épica-
-No te quedes en la puerta, pasa que no te voy a morder.
Entré y me tiré en la cama, me puse a mirar el techo, como si no hubiera estado allí nunca, lo veía de forma diferente, en ocasiones, era bastante rarita. Se tiró a mi lado en la cama, seguía sin camiseta, y eso quieras o no pone.
-¿Que miras?
-El techo
-Es mentira, estas evitando verme. Por que estoy bueno, admitelo.
-Lo admito, solo porque tienes razón.
-Lo has dicho.
-Lo he dicho. -Nos miramos y nos besamos un beso largo y profundo, estuvimos así basatante tiempo, perdí la noción del tiempo.

Abrí los ojos, miré el reloj de la mesita de noche, las 16:00, ví que Louis seguía durmiendo, estaba muy mono durmiendo, salí de la habitación y bajé las escaleras por la barandilla, siempre lo había hecho así, desde niña, muy a lo Mary Poppins, vi que tocaban al timbre. Como no había nadie en el salon, me toco abrir la puerta.
-¡Amanda! No se site acordarás de mí.
-¡Eres Jay! -bien mi suegra presente, y yo con legañas, en eso apareció mi madre, preferí quedarme en segundo plano-
-Por Dios Claudia, no has cambiado nada.
-Ni tu Jay -le contestó mi madre, en ese momento bajó Louis-
-¡Mami! -gritó él-
-¿Que hace mi hijo aquí?
-Es una larga historia.
-Tus hermanas están fuera viendo el sitio.
Me quedé dentro, hablando con Jay, y con todos los que bajaron, incluida Eleanor, no se lo tomó mal, al contrario. Las niñas entraron y nos saludaron a todos. Eran simpáticas.
-Amanda mal. -soltó Brenda- Muy mal.
-¿Que pasa?
-Que son las 18:00.
-¿¡Qué!? Todo el mundo arriba, rápido, ahora.
Subimos todos corriendo a mi habitación, bueno, las chicas a la mia y ellos a la de Louis.
-Ahh!! Estoy empezando a hiperventilar, voy a morirme, que ¿y que me pongo? ¿me maquillo o no?, ¿que me hago en el pelo?, ¿me pongo gafas o lentillas? ¿que le digo a nuestras madres? ¡¡que no saben nada!!
-Pero nosotras sí. -se asomaron Lottie y Fizzy por el marco de la puerta.
-Os podemos cubrir la espalda.
-Creo que no me ponía tan nerviosa desde que nací. -Kristel me agarró por los hombros.
-Si estás con él será por algo, estoy segura, de que él te quiere, y que coño que hacéis muy buena pareja. Y ahora, vamos a ponerte guapa.
Empezaron a peinarme, una trenza de espiga al lado, mientras tanto, Chelsea y Nicole me maquillaban.
-Dilema -exclamé saliendo del cuarto de baño de mi habitacion en albornoz- hay tres vestidos, uno rosa muy claro con un cinturón marrón de tirantes, otro tambien de tirantes, azul marino con lunares pequeños blancos, y luego tengo uno palabra de honor negro con la falda azul. ¡¡cual me pongo!!
-El azul -dijo Lottie
-El de lunares. -Dijo Brenda
-El rosa. -dijo Nicole
-El azul -dijo Chelsea
-El rosa-dijo Kristel
-El azul -dijo Fizzy.
Me enfunde en el vestido (<--- ese) me puse los tacones y miré el reloj. Las 19:57, aún tenía tiempo para bajar. Tocaron a la puerta.
-¿Quien es?
-Los amigos del novio.
-Que pasen.
Cuando entraron no me vieron porque me tapaban todas.
-Queremos ver a la novia.
-Estoy aquí. -Ellas se abrieron.
-Joder, ¿desde cuando estás tan buena?
-Cállate Harry.
Salí de la habitación y me miré en el espejo que había en el pasillo, me miré ¿le gustaría? ¿me vería fea? ¿me tendría que quitar las gafas? Bajé por la barandilla como siempre, sinceramente, no sabía bajar escaleras y desde pequeña había bajado por la barandilla. Llegué abajo 19:59. No aparecía, salí fuera y lo ví. Apoyado en el coche mirando el móvil, ni se inmutó que estaba ahí. Me apoyé en el coche en la misma posición.
-¡Buh!
-Ahh.
-¿Tan fea voy?
-No, estas... estas... estás buena.
-¿Pero que os ha dado a todos con lo que estoy buena? Que sepas que mi madre os ha puesto motes porque no se acuerda de vuestros nombres.
-Sorpréndeme. -dijo mientras entrábamos en el coche-
-Pues mira, Harry es ''ricitos'', Liam es ''cuadros'' Niall es ''el chico irlandes'' tú, eres ''el del culo bonito''.
-Vale para, ¿eso lo ha dicho tu madre?
-Lo ha dicho, pero dice que si tu madre está presente, te dirá ''hijo de Jay''
-¿Y que ha dicho de Zayn?
-Zayn es...
-Dilo.
-Es el amor platónico de mi madre. Su belleza morena.
-Tu madre mola.
-Eso es porque se parece a mi. -dije haciendome la orgullosa- ¿a donde vamos?
-¿Crees que te lo voy a decir?

martes, 4 de diciembre de 2012

CAPÍTULO 16


(Narra Louis)

Ésta chica no pillaba una ni a la de tres, por más indirectas que le soltara, por mas cosas bonitas que le dijera, por todas las veces que he estado a punto de besarla no se ha dado cuenta, no tenía ni idea de lo que le pasaba, últimamente estaba muy distante. No tenía ni una remota posibilidad de saber en lo que pensaba. Movía el pie derecho, estaba nerviosa por algo, pero no sabía el qué.
-Me han aceptado -hizo una pequeña pausa- en Julliard School.
-¿Y dónde para eso exactamente?
-A la otra orilla del charco, Nueva York.
Me quedé de piedra, esa era la confirmación de sus nervios ¿acaso sentía algo por mi? ¿acaso pensaba que iba a pasar de ella solo por que se fuera a miles de kilómetros? ¿pensaba que yo no la quería? ¿o solo eran imaginciones mías? Estaba mal, la noticia me había afectado de 0 a 100 en una escala del 1 al 20, tenía ganas de llorar, pero tenía que reprimirme, no iba a quedar como un llorica delante de ella. No quería que pensara mal de mí. Se hizo el silencio y se notó que estaba incómoda. Seguía moviendo el pie y me fije en sus zapatos, luego en su pie y mas tarde después de observar detenidamente, ví con claridad que se había tatuado algo.
-¿Qué tienes en el pie?
-Nada, una tontería.
-Yo no veo que eso sea una tontería -dije resaltando el ''eso''-
-¿Te gusta ehh?
-Sí, es una letra o algo.
-Es una ''L'' o algo -dijo imitando mis palabras-
-¿Una ''L'' de que?
-De... emm... de... ¡Liberty! Exacto, mi prima Liberty -mentía, se mordió el labio inferior y tartamudeo igual que cuando me dijo lo del ponche- Estamos muy unidas.
-¿Con que de Liberty eh?
-Sí. -respondió tajantemente, mentía miraba al suelo, casi estaba llorando, eso de Liberty no era, en ese caso ¿de que podía ser? Pensaba y pensaba, y no caía. Pensaba en nombres, Luke, Lux, Louise, Louis... ¡Louis! Era la inicial de mi nombre. Eres tonto, sentía algo por mí. Saqué el movil llamé a Nicole. Me alejé un poco de ella.

Conversación telefónica

-Nic, soy Louis, ¿por casualidad Amanda tiene una prima que se llama ''Liberty''?
-¡Chicos venid, lo ha visto, lo ha visto! -no entendía esa reacción- Hemos puesto el altavoz ¿dónde estáis exactamente?
-En un parque justo en frente del instituto.
-Enseguida vamos para allá, no dejes que se vaya ¿entendido?
-Si mi capitana.

Fin conversación telefónica

-Amanda.
-¿Qué?
-Necesito un abrazo. -Vino y me abrazó, un abrazo largo y al mismo tiempo corto.

(Narra Amanda)

Las chicas llegaron ccorriendo, y me arrastraron hasta detrás de un viejo columpio oxidado, empezaron a hablar a la vez.
-Haber de una en una porfa. Nicole.
-Lo ha visto.
-¡Ya lo se!
-¿Y que le has dicho?
-¿No lo sabéis? No soy tonta, sé que os ha llamado.
-Dile ya que le quieres.
-Le he dicho que me voy a Julliard, y se ha quedado de piedra.
-Eso es porque sabe que te puede perder. Eres tonta, está enamorado de tí Amanda es que aún no te has dado cuenta.
Gritó demasiado fuerte, todos se enteraron, incluido Louis. Éste me miró y asintió, y yo le correspondí.
-Todos fuera de aquí ahora mismo. -Comenzaron a gritar Brenda y Niall.
-Somos penosos.
-Muy penosos.
-¿Con que Liberty?
-No me tires de la lengua. No te conviene.
-Liberty, Liberty Norah, Liberty Norah Tomlinson.
-¿Qué dices?
-Nuestra hija se llamará Liberty Norah Tomlinson.
-Es bueno saber que mi hija se llamrá así.
-Tu hija y la mía.
Me agarró de las manos y me condujo junto a él, estábamos a pocos centímetros, su respiración estaba acelerada. Me apetecía picarle, pero solo un poco.
-Hay una cosa en la que no has pensado.
-¿En qué?
-En que si tenemos una hija que se apellide Tomlinson, nos tenemos que casar, y si nos tenemos que casar, antes tenemos que ser novios, y la parte que más me gusta, si quieres que seamos novios, alguno de los dos tendrá que dar el primer paso. -se hizo el silencio- ¡te lo estoy poniendo a huevo quieres decir algo ya!
-Cuando habla el corazón dicen que es de mala educación que la razón contradiga.
-¿Y que quieres decir con eso?
-Que tengo ganas de hacer una cosa que no debería hacer.
-¿Por que?
-Por que nuestros 8 mejores amigos están mirando a ver que pasa.
-Y que mas da.
-Tienes razón, siempre la tienes.
Me atrajo mas hacia él, y nos quedamos a escasos milimetros, su aliento helado chocaba con el mio, nos miramos y esbozamos una pequeña sonrisa, me moví lo justo para que nos besáramos, echaba de menos todo eso, toda esa aventura que tuvimos en París, diciendolo así parecía una película, pero estaba contenta con todo lo que estaba pasando, él era la pieza que faltaba en el gran rompecabezas de mi vida, o mejor, él era mi vida, la única razón de mi existencia. Nos separamos y me condujo hacia su pecho y nos quedamos así bastante tiempo.
-Amanda. -cerré los ojos y apreté el puño-
-¿Que quieres Chels?
-Que nos tenemos que vestir.
-¿Que hora es?
-Las 00:15.
-Y salimos... -dejé que completara la frase.
-A las 00:30.
-¡Y no me sabéis decir nada!
-Pero es que hacéis tan buena pareja... y ese vestido blanco te queda tan bien... Jo, que monos.
-Yo  no lo he dicho, ha sido Chels.
Me fuí muy rápido con Chelsea, lo que iba a pasar no se lo imaginaba nadie lo que iba a pasar, nada más entrar ví un piano de cola blanco precioso, enseguida supuse para que era.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

CAPÍTULO 15


(Narra Louis)

Esta chica me estaba volviendo loco, de llorar pasa a ponerse chula y viceversa, ví que se acercaba a donde estaba en famoso ponche y bebió, la verdad, no debía estar tan malo.
-Oye Amy, ¿de dónde habéis sacado el ponche?
-Lo hemos hecho Meredith y yo, ¿a que está bueno?
-Si, -mentí- esta bueno, vale Amy ha sido un placer estar contigo, pero me voy con Amanda.
-¿Y que tiene ella que no tenga yo?
-Muchas cosas.
Me fuí corriendo hacia Amanda, semi-bailando, ella se reía, adoraba su risa, la cogí a lo princesa y le dí bastantes vueltas.
-¿Cómo estaba el ponche?
-Asqueroso, sabía a.. a... a ellas.
-¿Sabía a pis de gato?
-No, creo que era de camello o de burro.
Nos reíamos, nos mirábamos y volvíamos a reir, iba manchada de ponche, en la nariz, hasta así estaba guapa. Comencé a hablar, pero creo que ella no me escuchaba.
-Amanda, ¿Estás en la tierra?
-Look After You
-¿Qué?
-¡Que están poniendo Look After You!
La saqué a bailar, obviamente, no había otra canción mejor, que Look After You.
-Louis ¿te puedo preguntar una cosa?
-Si, claro.
-Si tu padre estuviera muerto y tu madre no lo supiera, ¿Cómo se lo dirías?
-¿No lo sabe?
-No.
-Pues dile, que mientras no sabíais nada de ella os enterásteis de que vuestro padre había muerto, que no sabíais como decirselo, y que os resulta muy complicado, pero que estaréis con ella para lo que haga falta.
-Eso mola.
Pararon la canción y la luz bajo aún mas de lo que estaba, un chico larguirucho, rubio y alto, muy alto, de ojos azules, ví que la cara de Amanda cambió por completo, de estar complétamente feliz, a tener una expresión uraña, la miré con detenimiento, fruncía el ceño, y movía el pie derecho. Vale, estaba nerviosa. Ví que se giraba hacia detrás y saludaba a su hermano, que estaba con una chica bastante guapa, pero no tanto como Amanda, en realidad se parecían bastante, me fijé más en ella, y me dí cuenta de que besaba a Charlie, sabía quién era. La conocía.
-Creo que es un mal momento para ambos.
-Si.
-¿Ese es Fred? Lo digo porque es un guaperas.
-Y esa es Eleanor, ¿quien lo diría? tu exnovia es mi cuñada.
-Chungo.
-Chungo, chungo.
-Chungo, chungo, chungo.
-Vale déjalo, por lo menos, nosotros...
-Sómos nosotros.
-No lo habría expresado mejor. ¿Quieres ponche? Es que no me apetece escuchar las tonterías de mi ex. Aparte, Harry y Nic están allí. Ehh. Y la va a besar.
-¡Por encima de mi cadaver!
Fuimos los dos corriendo hacia ellos, cogidos de la mano, la tenía suave, y a mi me estaba sudando la mano, eres tonto Tomlinson, tonto y asqueroso.
-¡¡Pero Harry bésala ya!!
-¡¡Pero Nicole bésale ya!!
-Sois tontos de remate -dijo Harry-
-Eso no se lo digas a tu novio ehh..
-Una cosa, yo sólo aviso, a las chicas no nos gusta tanto monólogo gay. -dijo Nicole-
-Bah a mi me da igual, sólo que como os oiga mi hermano, puede que haya problemas.
-Calláos a ver que dice Fred.
-Bueno estudiantes, acaban de surgir noticias de última hora de París, el piloto Charles Carter ha sido encontrado, ahora está por suerte en estado leve en el hospital. Esto es todo.
¿Había oído lo que había oído? No podía ser, primero mi madre y luego mi padre, no tenía palabras para describir lo que estaba pasando. Solo me dieron ganas de hacer una cosa.
-Me voy al hospital a ver a mi padre.
-Pero está a mas de 2km.
-Da igual.
-No da igual, yo te llevo, -dijo Louis- tengo el coche cómo a tres calles de aquí -me cogió la mano y fuimos caminando a toda velocidad hasta que llegamos a su coche, subí en el asiento del copiloto, y nos dirigimos al hospital.
-Disculpe, en que habitación está en señor Charles Carter.
-En la habitación 333. Pero sólo se le esta permitido a la familia.
-Soy su hija.
-¿Y el chico?
-Es mi novio.
-En ese caso pueden pasar.
-¿Y eso de que soy tu novio?
-De eso nada, era sólo porque no quería que te quedaras solo en el pasillo -mentí- aparte quiero que conozcas a mi padre.
-Si, ya claro.
Llegamos a la habitación, Louis me abrió la puerta.
-Papá, ¿estas despierto?
-Si cariño.
-Te he echado tanto de menos.
-Y yo a vosotros. Mamá está en recepción, viendo cosas de papeles.
-Papá este es Louis, una amigo que me ha traido al hospital.
-¿Tu eres el hijo de Jay? ¿Jay Tomlinson?
-Sí es mi madre -me miraron los dos- ¿como lo sabes?
-No creo que te acuerdes, nosotros vivimos durante una buena temporada en Doncaster, pero cuando nacieron Amanda y Charlie nos fuimos a Londres a vivir. Pero tu eres mayor que ella y te pasabas todo el rato con mi gorra de piloto. -me reía, pero mucho, mucho mucho-
-Willy el piloto.
-Eres mala. Muy mala.
-Muahahaha lo se.
-Id al baile, que solo es una vez en la vida.
-¿Pero tu estas bien? No me parece bien.
-Y a mi tampoco, que os quedeis aquí, si no quiero que os vayáis y vengáis mañana que estaré mejor.
Salimos de la habitación sin rechistar, mi padre cuando quería podía tener muy mal humor, fuímos a un parque cercano al instituto para pasear, no teníamos muchas ganas de ir ahí, por eso de que a la gente le gusta mucho hablar. Hablábamos mucho y al mismo tiempo andábamos descalzos por la hierba, había que admitir que hacía bastante frío para ser Agosto.
-Me debes un baile.
-Te debo un baile.
-¿Cómo estas?
-¿Pues, bien, y tu?
-Vaya conversación tonta.
-Ya ves.
-Tu que eres una chica, es que tengo un amigo que se llama Larry que está enamorado de su mejor amiga Alicia,  y no sabe como decírselo.
-¿Con que Larry y Alicia?
-No cuela ¿no?
-Para nada, eres tonto, si te gusta esa tal ''Alicia'' -dije haciendo comillas con los dedos- tienes que decírselo, ¡haz algo bonito!
-Lo haré después de que bailes conmigo.

jueves, 1 de noviembre de 2012

CAPÍTULO 14


Unos días después...

(Narra Louis)

-La echo de menos. -había vuelto a pensar en voz alta, desde el día que se enteró de lo de su madre decidió irse a Manchester para estar con ella. No sabíamos nada de ella, por lo menos yo.
-Louis tenemos que decirte una cosa. -dijo Kris con aire despreocupado-
-¿Que pasa?
-Tenemos 9 billetes de avión para Manchester.
-¿Y para que vamos a ir? ¿Para molestar?
-No Louis, el baile, tu oportunidad. Su madre está perfectamente, desde que le compraron el movil no para de twittear, así nos enteramos de todo.
-Pero y si se molesta conmigo, ya sabeis por lo de Eleanor.
-Vale, no se como no te has enterado aún, pero Amanda esta enamorada de tí, y yo no se vosotros, pero el vuelo sale en dos horas, y yo me voy a La Villa.
-¿Están en La Villa? -Exclamaron las demás chicas al instante-
-Es su casa, como no va a estar allí.
-Pero al final...
-Si, pero acordamos no decir nada ¿no Brenda?
-Verdad.

Ya en el aeropuerto...

Eran las 16:oo p.m y sinceramente tenía sueño, vi la azafata a la que le tenía que dar el carnet de identidad, tenía un rostro que me resultaba muy familiar, pero no hice demasiado caso. Me senté en el asiento, y me puse los auriculares. Me los quité en el preciso instante en el que volví a ver a la misma azafata, esta vez me resultó más familiar que hace un momento ví en la puerta del avión. Una vez que ésta acabó de dar sus explicaciones y se apagó la luz del cinturón, Chelsea se levantó como un cohete, y a esto le siguieron Nic, Kris, y Brenda, fueron a abrazar a la azafata que me resultaba tan familiar, la chica, después de que ellas le hicieran muchas preguntas, Claudia, creo que se llamaba, señaló al fondo.
-Amanda Catherine Margarett Carter-Jones.
-Kristel Francesca Coraline Williams.
-Mirala está preciosa.
-Pues claro es hija tuya. -dió unas cuantas vueltas sobre sí misma y fué corriendo a abrazarlas. A todas, creo que ni nos vió, se la veía muy contenta.
-¿Y las demás? ¿No te sabes nuestros nombres? Anda que, menuda verguenza..
-Brenda Claire Hayley Smith, Nicole Delilah Bethany Adams, y Chelsea Mary Kyley Wilson. No soy tan tonta. -Nic nos hizo una señal para que las siguieramos, llegamos a una antecámara que había antes de la cabina del piloto. Y allí Amanda se sentó en una especie de caja y sacó los talones de los altos zapatos de tacón.
-Mamá ¿cómo puedes llevar este martirio?
-Pues con los años se gana experiencia. Por suerte tu solo los llevas hoy. -Aún no se había dado cuenta de que estábamos. Hasta que su madre habló.
-Nicole, cariño ¿ese no es tu novio?
-¡Harry! -Nic salió corriendo y saltó sobre Harry, casi me pega pero por fín me vió.
-Louis, esta es mi madre.
-Encantado, señora Carter.
-Anda muchacho, no soy tan mayor, sólo, tengo 39. -Amnada miró con rostro incrédulo a su madre- Vale, 43, pero sigo siendo jóven.  Estoy llena de vida.
-Déjala, ella es así.

Unas horas más tarde...

(Narra Amanda)

Ya habíamos llegado a mi casa y subimos todas junto a mi hermano a ponernos los vestidos del baile, sí la fiesta blanca que se celebraba siempre el 4 de Agosto. Nic, Kris y Chels, se fueron abajo con los chicos y dejaron a Niall y Louis solos, ellas que querían ir antes, para ver todo lo que habían montado en el gimnasio. Brenda y yo nos quedamos en mi cuarto haciendo un poco de tiempo.
-Bren, estoy preocupada. -dije con la voz quebrada-
-¿Que te pasa?
-Pues que, y si, él ve a Amy, y si me deja de lado, y si se enfada, o si se enamora de ella.
-Louis es lo suficientemente sensato de no caer en las redes de esa puta.
-Ya pero el no la conoce, y ya sabes como es, se tira a todo lo que se menea, y sabes que ella y yo tenemos la misma debilidad, Louis, y seámonos sinceras, ella es mucho mas atractiva que yo, y yo que soy.
-Amanda, a ti lo que te pasa es que eres tonta, ¿tu crees que si no fueras atractiva tendrias loco a uno de los mejores cantantes de este planeta?, ¿o que conquistaras a Fred? En serio, a Fred, ese del que todas van detras de él hasta que él fué detras de tí, tu eres única, y tú eres la persona mas estupenda de este puto mundo, ahora te vas a secar las lágrimas, vas a bajar, vas a ir a esta tontería de baile con Louis, vas a volver con él, y vas a ser la envidia de todo el mundo, que vea el mundo lo que llevas dentro.
-¿Te he dicho que eres como mi hermana mayor?
-Sí como unas 50 veces?
Bajamos y ahí estaban los dos, guapísimos como siempre, entramos en el coche de Louis y me arregle en vestido, un vestido corto blanco de tirantes entallado hasta la cintura y mas suelto hacia la mitad del muslo. Brenda llevaba otro blanco (obviamente) de un solo tirante y con volantes, nos montamos en el porche de Louis, y no hubo nadie que no se fijara en nosotros en todo el camino. Fue llegar al instituto y que pasara lo peor.
-Vaya, vaya, vaya, pero que tenemos aquí, 2 de las 5 mas paletas. -Me cago en la puta de Meredith, siempre ahí haciendo la tonta.
-¿Que quieres ahora Meredith? -dije intentando mantener la calma-
-Ver con quien habéis venido, a ver con que frikis pasais la noche.
Hasta que aparecieron, los dos, se dirigían hacia nosotras, y Meredith ponía ojos de cordero degollado, cuanto más se acercaban, mas nerviosa me ponía.
-Hola, cariño. -Dijo Niall dándole un beso en la cabeza a Brenda.
-¿Qué está pasando aquí? Me voy unos días y se forman parejitas.
-¿Que hay más?
-Uh, pues claro que sí -comenzó a decir Brenda- Lo de Harry y Nicole fué amor a primera vista, lo de Liam y Chels, ocurrió en París, y como no... lo de Am..
-No Brenda eso no.
-Bueno continúo, lo de Zayn y Kris, se veía venir, y lo nuestro... -dijo mirando a Niall- fué, fué.
-Espera que me lo imagino, que Niall al final se enteró de las largas que le soltabas, y accedió.
-Bueno a mi se me ocurría una manera mas bonita de decirlo, pero si te gusta decirlo así...
Entramos al gimnasio y buscamos a los demás, nos fuimos con ellos. Estuvimos hablando un buen rato, hasta que se acercaron las dos arpías, como las solíamos llamar: Amy y Meredith.
-Hola Nic queremos hablar contigo. -dijeron en tono de asquerosa urgg- tu novio, es nuestro.
-Miralas que majas -ella nos dirijió una mirada de ''las voy a matar''- anda Harry ve con ellas, no creo que te vayan a morder.
-Vale, pero solo si mi novio viene conmigo. -miró a Louis- ¿Te apuntas Lou Boo Bi Du?
-Esta bien -me miró- reservame un baile guapa.
-Palabra de Carter.
El tiempo pasaba, y Harry había llegado, pero Louis no, y me procupaba, salí al pequeño jardín que había, y lo ví, Louis y Meredith besándose, lo observé de detrás de un pequeño muro, vi que Louis se separaba bruscamente y le dijo algo elevando el tono de voz. No pude entender nada, sólo me senté en el suelo, y comencé a llorar como una tonta, en realidad, entre él y yo no había nada, pero, sentía muchas cosas por él. Meredith pasó cerca de mí.
-Petarda, tienes suerte de tenerle.
Dicho esto, entró de malos humos al gimnasio, y yo seguía llorando como antes, hasta que se acercó.
-¿Por que lloras?
-Nada sólo porque... el ponche, está asqueroso.
-¿Te he dicho que mientes fatal?
-No, anda entra y vete a bailar con Meredith.
-¿Con esa zorra? Déjalo, prefiero bailar contigo y que esa me pote el ponche en los zapatos, además, me has reservado un baile, ¿no te acuerdas?
-No tengo ganas de bailar, no quiero ensuciarte los zapatos. -solté una pequeña risa.
-No te compares con ella, tu vales más que eso.
-Ahí te equivocas -Amanda, eres tonta, ¿por qué has dicho eso?- en serio vete con Meredith, o con Amy, si quieres puedes bailar hasta con mi madre.
-No, quiero bailar contigo, y no me voy a mover de aquí hasta que lo consiga.
-Lo llevas crudo William, o mejor Willy, vas a ser a partir de ahora Willy.
-Lo que quieras Catherine, o Margarett, o mejor Cath, o Marge, o mejor, Señora de Willy.
-¿En serio?
-Ahora vas a bailar conmigo  ¿no?
-Si bailo contigo te callarás. ¿Vale?
-Vale.
Entramos al gimnasio, y Amy se abalanzo sobre él, que asco me da
-Alejate de él.
-Todo tuyo. -Me fuí pero no antes sin decirle al oído: ''Te dije que no iba a ser facil''

sábado, 27 de octubre de 2012

CAPÍTULO 13


Hoy 23 de Julio, un mes, un mes sin ellos, un mes sin verlos, solo con un vago recuerdo del cumpleaños de mi hermano mayor, si era raro mi hermano cumplía 24 añitos de nada el 23 de julio. Es toda una tontería, lo teníamos todo pensado, el había quedado con sus compañeros del taller, actualmente era unos de los mejores diseñadores del mundo (para mí obviamente)
-Desperta dormilona! Hoy es un gran día, hoy estamos de aniversario por parte doble.
-Triple.
-No, doble. El de los chicos y el cumpleaños de tu hermano -Alice era buena para los cumpleaños y fechas importantes.
-Un mes de lo de mis padres.
-Pero hay que pensar en positivo.
-Necesito un abrazo.
-Yo te daré ese abrazo, aparte hay alguien arriba que quiere decirte algo.
-¿Y voy a subir en pijama?
-Sí, todos estamos en pijama.
-Vale, si tu lo dices -dije haciendo movimientos circulares con los ojos.
-Hola. -Dijeron todos al unísono.
-¡Enhorabuena a los 5!
-¿Te encuentras bien?
-Si, todo superado.
-Bien, PARTY HARD! -exclamó Zayn.
Bajamos a desayunar, y nos vestimos, ellos se fueron a una entrevista, nos dijeron que les acompañaramos y que nos quedaríamos entre bastidores con Paul y el resto de su equipo.
-Muy bien chicos, hablemos de amores -dijo la presentadora- ¿Quien está soltero?
-Niall y yo -Dijo Zayn.
-Pero según nos han informado, Danielle y Eleanor cortaron con vosotros ¿no?
-No fué tecnicamente así, en realidad, yo corté con Eleanor porque las cosas no eran lo mismo y lo de Liam y Danielle fué mutuo acuerdo.
-Vaya Louis, pero estas fotos dicen lo contrario. -y entoncés al ver esas imágenes técnicamente morí por dentro, unas fotos recientes de Eleanor y Louis besandose, ¿Que coño estaba haciendo? ¿Salir con las dos a la vez? Vale solo llevabamos una semana de nada, pero yo le quería y eso me dolió mucho. Me fuí directamente a casa y me encerré en mi cuarto. No iba a salir de allí, no hasta que me recuperara del todo. Estaba demasiado enfadada, hasta que el sueño pudo conmigo. Por poco tiempo. Notaba como alguien aporreaba la puerta.
-Amanda, tienes que salir, Louis dice...
-Que Louis diga lo que le de la gana, no quiero oír nada que salga de su boca besa Eleanor's.
-Va a ponerse en la puerta de tu habitación hasta que salgas.
-Pues que haga lo que le de la gana, me da igual lo que... Arg estoy demasiado enfadada.
Así me quede dormida, no se oía nada, estaba demasiado dolida para pensar. Había sido una idiota, Louis Tomlinson no se iba a enamorar de una cualquiera, le interesaban las chicas guapas, famosas, no yo. El último mono de todo, la persona a la que la gente solo quiere para tontos favores, el tipo de chica que no se deja manipular por otras y que tiene su propia personalidad, ese tipo de persona que hace todo por todos. Que ahora estaba rota por dentro y por fuera.

Me despierto, no se ni cuanto tiempo había pasado, solo oía millones de golpes en mi puerta, ¿que hora era? ni idea, tampoco tenía ni idea de la noción del tiempo. ¿Cuántas canciones había compuesto? Las suficientes para hacer dos álbumes enteros. Toc Toc
-¿Quién es? -dije ahogada en lágrimas-
-Yo
-Pasa Harry.
-¿Como has sabido quien era?
-A pesar de todo soy directioner. No lo olvides.
-¿Quieres algo?
-Solucionarlo todo, que las cosas queden claras entre el y yo.
-Creo que tengo una idea. ¿Te gusta el campo?
-Si ¿por?
-Os vais de acampada.
-Harry no, Harry que no voy a poder aguantar, voy a romper a llorar, y lo voy a pasar mal, y que no creo que el quiera.
-Si no quisiera tu crees que seguiría en la puerta de tu habitación.
-¿Sigue ahí? Yo creía que era una coña...
-Que va, cuando Louis se pone serio... se pone muy serio.

Unas horas mas tarde...

-Y recuerdalo, os vais dos días al campo para solucionarlo.
-Pero dormiremos en la misma tienda Nicole entiendeme estoy en crisis.
-Tu relajate, intenta ser educada.
-Claro y si quieres le preparo churros con chocolate para desayunar.
-Pues no estaría de más.
-Bueno, me voy ya que me estarán esperando abajo. -dije con el ceño fruncido- Y no me llaméis dejad que sea yo quien os lo cuente todo.
Me monté en el asiento del copiloto y arrancó el coche. Llevaba la radio encendida, buff por suerte sabía de música, y eso me gustaba. Me fijé en la canción que estaban poniendo, me resultaba muy familiar, casi se me atraganta el agua que estaba bebiendo. ¡Esa canción era mía! Me puse a tararearla, como no, sería la única que se la sabía.
-¿Cómo te sabes la canción? Es nueva.
-Es mía.
-¿El qué?
-La canción que es mía.
-Enhorabuena. Es buena.
Y ahí se quedó la única conversación que tuvimos hasta llegar al campo, montamos la tienda y nos metimos dentro el en su lado y yo en el mío, eran las 10:00 y hacía mucho frío, me metí en el saco e intenté dormir, pero era completamente imposible, el tambien estaba intentando dormir o algo pero algo había que no podía dejar de mirarle, en realidad era muy mono, pero me había hecho daño. Estaba tiritando de frío, pero, es que hacía frío.
-¿Tienes frío?
-No, estoy bien.
-Estas helada.
-Vale si tengo frio, pero da igual.
-No da igual, no te puedes poner enferma.
-Louis déjalo, da igual.
-No, métete en mi saco.
-Louis que no hace falta.
-Mira que eres cabezona. Métete en el saco antes de que yo me meta en el tuyo.
-Louis que no, que no quiero que te enfríes tu también.
-Métete en mi saco. Ahora.
-Joder mira que puedes llegar a ser pesado. -me metí en su saco y me abrazó-
-Lo siento.
-¿El qué?
-El haber sido un idiota contigo.
-Yo también he sido una tonta, no debería haberme enfadado tanto.
-No eres tonta.
-Ni tu eres idiota. -vale, oficialmente estaba llorando, pero no me importaba, ¡me estaba abrazando! no podía ser, eso que era, estábamos abrazados.
-No te engañe con Eleanor, eran fotos de archivo de cuando aun estábamos juntos y ni siquiera te conocía.
-Lo sé, soy idiota.
-No eres idiota, eres perfecta.
-No soy perfecta, soy rara y fea.
-No digas eso, eres preciosa.
-Soy horrible.
-Vale pero quiero motivos de por que dices que eres fea.
-Mis ojos tienen un color raro. Mi pelo es fofo, tengo la boca demasiado gorda la nariz torcida, las orejas enormes, los brazos demasiado largos y soy demasiado alta para la mayoria de los chicos, estoy muy delgada.
-Y ahora te corrijo, tus ojos son preciosos tu pelo brilla mucho, tu boca es normal, la nariz la tienes en su sitio que es donde tiene que estar, las orejas no son tan grandes, tus brazos molan, en serio ¿cuantas chicas creen que tienen los brazos así? y eres alta eso es muy... tuyo y estas delgada, si pero no eres ni anorexica ni nada por el estilo.
-Gracias.
-Gracias por qué.
-Por ser tú.
¿Qué estaba pasando? En teoría estábamos enfadados, hasta yo lo sabía ''estábamos'' de ese modo, teníamos que acabar con esto, con esta mierda que teníamos, que si éramos amigos  que si luego nos enfadamos, y un sin fin mas de porques innecesarios. No había manera. Si estábamos allí era porque se tenía que solucionar.
-Louis, que es esta mierda.
-Nada, precisamente si estamos aquí es para hablar. O eso dice Harry.
-Pues precisamente, -resalté el ''precisamente''-salí de esa habitación porque quiero solucionar las cosas contigo.
-Pues yo tengo clara una cosa. -cogió aire- Que eres la persona que mas me ha impactado, que eres de las que dejan huella y de las chicas que no se pueden olvidar. -suspiró- Y ahora duermete.
Me dí la vuelta y cerré los ojos, pensé en toda la locura que estaba pasando, noté como ponía una manta sobre el saco, hacía frio, en el fondo le suegía queriendo pero no me daba la gana ser algo que nunca había sido: Una chica fácil.

A la mañana siguiente...

Abro los ojos y el sol me ciega nada mas despertar, oigo algo, ruidos de coches. Me levanto con cuidado de no despertar a Louis, el muy listo sigue durmiendo. Salgo de la tienda y veo que llega un 4x4 negro, exacto, el coche de Harry, despues veo que llega otro que conduce Liam, y que nada mas llegar salen corriendo y empiezan a hablar todos a la vez.
-Vale callaos. Chelsea, ¿que ha pasado?
-Amanda, esto es muy bueno pero es muy dificil de decir, haber como te lo digo... -A Chelsea le costaba explicarse cuando se ponía nerviosa, entonces, apareció Brenda gritando como una loca-
-Amanda tenemos una sorpresa, ¿aquí no se pilla tele por cable?
-No tonta del culo.
-Vale, Harry saca el móvil.
Este se quedó a mi lado y vi lo que menos me esperaba

Buenos días, tenemos noticias de última hora sobre el accidente de avión, que sucedió hace tan solo un mes, pues bien hemos encontrado una superviviente, una de las azafatas del vuelo, de origen español, fué rescatada ayer por la tarde en París, y ya está en uno de los hospitales de Manchester.

------------------------------------------------------------

Bueno gente, ya está capítulo 13, espero que os haya gustado y me haría muchisisisisisísima ilusion que me dejarais un comentario tanto por el blog, o por twitter.
Twitter: @myirishgift

Os quiero mucho <3

martes, 2 de octubre de 2012

CAPÍTULO 12

Este capítulo es mas largo, pero que tengáis para rato, puesto que voy a tardar
bastante en subir. ¿Mi excusa? Problemas y serios, bueno si queréis que os explique algo me lo preguntáis por twitter o por un comentario con vuestro twitter.

Besoos <3

-Louis, esto es...
-Sí, lo es.
-Esto, es...
-Lo mas romantico que puede hacer un hombre sobre la faz de la Tierra. -Dijo imitando las palabra que le había dicho esa misma mañana.
-Si. -Comenzé a dar saltitos como una niña pequeña.- No se como se cómo se te ha podido ocurrir, esto, pensaba que no te importaba.
-Eso es mentira señorita. Usted a mi me importa mucho.
-Estas loco.
-¡A mí me llamas de usted señorita Carter-Jones!
-¿Como sabes mi otro apellido?
-Un día con tu hermano da para mucho.
-Que me vas a contar.
-Pues que tu hermano me ha dicho, que le digas a Fred de su parte, que es un hijo de su madre, y un maltratador de ovejas.
-¿Te ha dicho lo de las ovejas?
-No, ¡cuéntamelo!
-Pues mi hermano tiene la absurda teoría de quien engaña una mujer, engaña a una oveja. No me preguntes por qué.
-Vale. -A lo tonto se nos hicieron las 8. Y mi teléfono no paraba de sonar.

Conversación telefónica

-Amanda, ¿sabes dónde esta Louis? Lo llevamos buscando un buen rato, y como te llevas tan bien con él, suponemos que sabrás donde está.
-Está conmigo. -mientras Lou me daba besos por el cuello-
-Pues dile de mi parte, que no me arrugue el pañuelo y que no te deje un chupetón.
-¡Cabrona! ¿Donde os habéis escondido?
-Pues estamos los 4 aquí.
-¿Los 4?, ¿Cómo que los 4?
-Pues, aquí tu amiga Chelsea, Liam y tus hermanos.
-Chelsea, esto no será una broma.
-Te lo digo en serio.
-Chelsea, por favor, con las muertes no se juega.
-Amanda. -dijo Chels seriamente- tu hermano está vivo, nunca ha muerto, estuvo a punto de hacerlo pero, se lo pensó dos veces, y se fué de tu casa, por eso, apenas había ropa en su armarió porque ha estado viviendo con tu tía la del pueblo.
-¿Con mi tia Robin?
-Si.
-¿Dónde coño estáis?
-Tendréis que buscarnos.
-Eres una asquerosa, pero me vale.
-Hasta luego fea.
-Adiós pony rosa.

Fin conversación telefónica

-Lou, Lou, Lou. Mi hermano Charlie está vivo. Y está cerca.
-Bieen, a besar, digo... a buscar.
-Oye, no hace falta que rectifiques.
-Esta bien.-Dijo levantando las cejas. Y nos volvimos a besar.
-Venga va, tienen que estar cerca. ¡Busquemos!
-Amanda tiene novio, Amanda tiene novio.
-Y encima está bueno. No como tu ultima exnovia, Bethany seis dedos.
-¡Estaba en la pubertad! Eso no vale.
-Charlie... por que no me has dicho nada. Nos has tenido preocupadas. Kristel ha estado muy mal.
-Kristel lo sabía, cortamos unos días antes de lo de papá y mamá.
-Pero que pasa, ¡me tengo que enterar de todo la última! Mi vida se basa en rupturas, y luego vueltas, y luego mas rupturas y luego me engañan con Danielle, y luego viene Lou, y ahora apareces tu con mi mejor amiga y con Cameron. Arg...
-Relajate, pitufa.
-(gruñido) No me llames pitufa enano
-¿Le dices enano a un tío de 1'93?
-Y te falta algo Elton John.
-Dime Jimi Hendrix.
-No me llames Jimi Hendrix.
-Pero si eres muy bueno.
-Y tu también.
-Anda mira, si ahí está Fred.
-Liam.
-¿Qué?
-Fred va con alguien.
-No.
-Si.
-No
-Liam, que sí, que es ella.
-Pero, que nos pasa a nosotros.
-Ni idea.
-Hola.-Dijo ella dulcemente- Veo, que soy facil de olvidar.
-Y creo que yo también ¿no Fred? -Objeté yo.
-Amanda, yo...
-Yo ¿qué? me dejaste en el momento en el que peor lo pasé, ¿tienes idea de lo que duele que una persona te haga eso? No quiero hablar de esto.

Unos días después...

Ya estábamos en Londres, saliendo del avión Louis no dejaba que le soltara la mano, decía que tenía mucho miedo, pero yo creo que solo era una excusa para estar más con él, lo de Fred acabó bien, decidimos ser amigos y nada más, mis hermanos habían alquilado el piso de abajo del nuestro, el 28ºB. No había nada más que verlo, ya estábamos en el aeropuerto, miles de chicas nerviosas se acercaban a nosotros, pero ni aín así Louis me soltaba la mano, por suerte llevabba el pelo suelto y las gafas de sol, la gente no me reconocería tan fácilmente.
-¿Tu eres la hermana de Cameron Carter?
-Si, ¿por?
-Me puedo hacer una foto contigo. Es que adoro a tu hermano.
-Mira mejor que una foto, te lo voy a presentar.
-No me digas ¡que fuerte! -era una chica muy pija, casi tanto como mi hermano, tenía el pelo largo y moreno, también era muy oscura de piel y llevaba un lazo rojo.
-Loco de la vida, tengo una fan tuya.
-Ay mi madre, quee fuerte yo una fan pues mira la verdad es que...
Ahí se quedó la conversación, mi hermano y aquella chica tan tonta, se quedaron hablando mientras los demás nos dividimos, habíamos quedado en casa de los chicos ellos irían por su parte, para no llamar mucho la atención y nosotras nos reuniríamos con las chicas en su coche. Para ir de escoltas en su furgoneta. Mientras hacía mi monólogo interior ya estaba en el coche entre Brenda y Nicole.
-Amanda, ¿cómo besa Louis?
-Nicole que estas  diciendo.
-Porque que conozco, porque se que no llevas el pelo suelto a no ser que estés demasiado contenta, que te has puesto lentillas, que tienes la sonrisilla tonta de enamorada, y la prueba definitiva es que tienes de fondo de pantalla una foto vuestra en el Moulin Rouge.
-Eso, no significa nada.
-Joder Amanda, que se te nota mucho.
-Ya te digo que... besa muy bien.
-Sí! Lo has dicho, lo has dicho.
-Lo he dicho, lo he dicho -dije imitando su voz-
-¿Y a tí como te va con Harry?
-Ya te contesto yo -dijo brenda- Son complétamente asquerosos, están todo el día que si te beso, que si te abrazo, y Niall sigue sin hacerme ni caso.
-Bren, acuerdate lo que os decía yo sobre Louis, que no me hacía ni caso y en estas 3 semanas le había cogido mucho cariño, pero mira llevamos una semana y nos queremos mucho, el sentía lo mismo por mi, y solo nos costo decirloslo en uno al otro. Puede que a Niall le pase lo mismo contigo, que te quiera pero no sepa como decírtelo. Sólo tienes que esperar y tener paciencia.
-¿Pero, y si el no me quiere?
-Brenda, estás loca.
-Pero estoy nerviosa.
-Nerviosa por qué.
-Porqué es un quiero y no puedo.
-Joder que, no te pongas nerviosa.

Llegamos a su casa, mierda, ellos no habían llegado todavía. Esperamos como unos 5 minutos y llegó una furgoneta negra, bastante grande, en ella había una gran antena parabólica rota
y el logo del grupo puesto en ella, y salieron. Tan guapos como siempre, las chicas y yo habíamos hecho un pacto. Ellas no decían nada de lo de Louis y lo nuestro, por si acaso. Salió y me volvió a coger la mano.
-Que sepas que nunca te soltaré la mano -me susurró-
-Ni quiero que lo hagas.
Entramos a su casa, era enorme, de cuatro plantas contando la baja, en la primera estaba la cocina, comunicado con el gran salón, justo al lado de él había una puerta corredera blanca que daba a un gran jardín, en la segunda planta, las habitaciones de Niall, Harry y Zayn con dos baños, y en la tercera, las de Louis y Liam, con otros dos baños, arriba del todo había un estudio, donde a veces, grababan canciones, había otro baño y una gran terraza con vistas a una sierra. Eran las 9 de la noche y estábamos muy cansados, ellos al no saber lo nuestro con Louis, o eso creía yo, dijimos que nos habíamos hecho muy amigos en París y queríamos quedarnos los dos en su habítación. Nos fuímos a la habitación nos pusimos el pijama y nos quedamos tumbados, bueno el estaba tumbado y yo tenía la cabeza apoyada sobre su pecho.
Nos pusimos a hablar.
-Louis, el corazón te va muy rápido.
-Eso es culpa tuya.
-¿Cómo que culpa mía?
-Tu eres la causante de que mi corazón vaya rápido y lento al mismo tiempo.
-Ohh eso es tan mono.
-Tu eres mas mona.
-No tú.
-No tú.
-Te diré algo, aunque suene una cursilada, te diré que he estado con muchas chicas, pero es sólo contigo, e insisto, sólo contigo, es cuando conozco cual es la verdadera sensación de estar enamorado, porque solo tu puedes sacarme una sonrisa cuando peor estoy.
-Creo que tú eres el experto en eso.
-¿Por?
-Louis mañana es 23 de julio.
-Ya, nuestro aniversario, dos años aguantando a Harry.
-Aparte, mañana hace un mes des 23 de junio, el día del accidente. Y mira como han cambiado las cosas, hace un mes a estas horas, mis padres estában haciendo las paletas por enésima vez, y yo hablaba con mi madre sobre lo que haría mientras ellos no estuvieran, siempre les decía lo mismo ''llevad cuidado y mirad el twitter que cualquier día veréis a mis 5 novios'' y mirame ahora, estoy con el mejor hombre del mundo, hablando sobre tonterías. Cuando les vi entrar al avión se lo repetí y les prometí que lo haría mientras ellos no estuvieran, ellos ahora no estan, vaya rollo idiota que te he soltado.
-No llores- sí me había puesto a llorar como una tonta- y no es un rollo idiota, al contrario, cada día descubro mas cosas sobre tí, cosas que me hacen enamorarme mas de tí.
-¿Y cuantas cosas sabes sobre mí?
-Pues que te encanta el chocolate, cada vez que alguien dice algo raro o que te molesta levantas la ceja derecha, porque la otra no sabes subirla, que odias tu pelo pero que sepas que es precioso, y no tienes ni idea de lo que me pone -me reí- siempre has querido componer, y hasta que llegamos nosotros has adorado a queen a , que tienes cientos de manías, y que en cuanto puedas quieres tatuarte algo en el pie, porque dices que quieres que tus pies son horribles y quieres arreglarlos con  algo bonito, que adoras las corbatas y pintarte las uñas, que no has tenido nunca tu primer beso hasta que te besé en el Louvre y ahora mismo esta muy nerviosa porque aparte de que estas colorada no paras de mover los pies, eres absolutamene irritante.
-Te ha faltado algo.
-¿El que?
-Que estoy completamente enamorada de tí, y que pase lo que pase, me tienes.
-Y si llegamos algún día a odiarnos y no quieres ni hablarme.
-Pues te diré ''¿Te acuerdas de lo que te dije el 22 de julio de 2012? Pues iba en serio''.
-No creo que pase eso.
-Ni yo.
-Bueno ahí va mi pregunta  Amanda Catherine Carter Jones ¿quieres ser mi novia oficialmente?
-¿Louis tengo cara de tonta?
-No -lo dijo muy asustado-
-¡¡Eso es un si en toda regla!! -Y nos besamos, tal y como nunca lo había hecho, no quería parar de besarle, hasta que entró Niall
-Amanda me haces un sand... hostia que estáis haciendo vosotros.
-Niall! -gritamos ambos-
-La boca señorito.
-Vale, vale. ¿Y ahora me haces el sandwich?
-Lo que hay que hacer. Anda baja que ahora voy yo. -Bajé y me lo encontré sentado en la bancada de la cocina, mirandome con ojos de cordero degollado.
-¿Con que Louis no?
-Vas a estar así todo el rato.
-Si.
-¿A que te quedas sin sandwich?
-Vale, vale me callo.
-Sí Louis.
-Oh, y como te lo pidió, me encantan estas historias románticas.
-Pero jura, que no se lo vas a decir a NADIE, eh NADIE.
-Lo saben todos.
-Mierda -exclamé grotescamente- ¿Aún quieres que te lo cuente?
-Si!! Yo quiero historia.
-Pues es sencillo, me soltaba indirectas en cuando podía, y cuando llegamos a París, el primer día casi nos besamos, en la torre eiffel, pero claro antes de que me enterase, de que Fred me había engañado, y luego al día siguiente me siguió hacia el cementerio para ver a mis padres cosa que me conmovió y luegofuimos los dos al Louvre y empezamos a picarnos que si él estaba colado por mi y viceversa y me dijo ''Si no estuviera colado por ti haría esto'' y me besó luego me llevó al mur des je t'aime y vamos lo que paso despues.
-Que pasó!
-Empezó a llover y los demás se fueron corriendo y nosotros nos quedamos bailando bajo la lluvia.
-Que bonito, se esmeró el tio.
-Si me esmeré mucho.
-¡Louis! ¿Que haces aquí?
-Que tu novio necesita mimos, que estoy triste.
-Estás celoso, anda súbete con él que ya me hago yo el sandwich.
-Sí estoy celoso.
-Pero estás muy guapo cuando te pones así de celoso.
-Puedo ponerme más aún.
-Venga va sube que ahora voy yo.
-No, sube ya.
Subí, él entró primero a la habitación y la cerró con pestillo.
-Louis, si no me abres dormiré con Niall.
-Tienes que decir la contraseña.
-Dame una pista porfa :)
-Empieza por Louis es la leche y acaba por mola mogollón.
-¿Mola mogollón?
-Tu dilo.
-Louis es la leche y mola mogollón.
-Pasa -me lo encontré tumbado en la cama mirando al techo- joder, ¿desde cuando estas tan buena?
-¿Lo dudas?
-No, para nada.
-Mmm pues no sé, a mi me da que te quedas sin beso de buenas noches.
-No eso no. -se levantó y empezó a empezar a hacerme cosquillas-
-Ahhhh no cosquillas nooooo jajajajajaja. Te aviso jajajja que cuando me hacen cosquillas me da por dar patadas.-me soltó y caí al suelo- Au eso duele.
-Perdón, si es que soy tonto.
-No eres tonto.
-Si soy tonto.
-No eres tonto.
-Sí.
-No
-Sí
-No
-Cállate y bésame.
-¿Afirmación o pregunta?
-Afirmación
-¿Te estás haciendo la dificil?
-No, yo soy una chica difícil.
-¿En serio?
-En serio. -Lo agarré y lo besé- Buenas noches, por cierto eso era una afirmación. -Le saqué la lengua y me metí en la cama.
-Que sí que nos lo han dicho.
-Niall yo sigo sin creermelo
-Brenda que es verdad
-¿Amanda quieres un sanwich?
Nos asomamos a la puerta y les contestamos a los 8 cotorros que habían en la puerta de nuestra habitación.
-Venga ahora, abrimos a ver que están haciendo.
-Tenéis suerte de que me caéis bien, podéis acabar muy mal si hubiérais abierto la puerta.
-Creo que nos han pillado.
-¿Tu crees Niall? ¿De verdad?
-¿Se lo has dicho ya cariño?
-¡Louis me estas engañando con Amanda!
-Harry, no te estoy engañando, aparte tienes a Nicole.
-Es verdad. ¡churrito mío!
-No ahora me voy con Amanda.
-De eso nada monada yo me quedo con mi novio.
-Harry...
-Nicole...
-Sois iguales.
-Buenas noches, a todos.
Nos fuimos a dormir, bueno lo que se dice dormir, no dormimos nada, estuvimos toda la noche hablando de todo y de nada, de su familia, de la mía, de las directioners... 4:00.
-Señorita Carter ¿que hora es?
-Ahh (bostezo) las 4:00. ¿Sabes que no hace falta que me llames señorita no?
-Pero así suena mas... que eres mi señorita dijo pasandome el brazo por el hombro.
-Con que tu señorita, ¿que tengo yo de señorita?
-Que eres MI señorita y eso te hace especial. ¿No tienes sueño?
-Soy muy rara me encanta dormir pero aguanto mucho despierta. Soy una máquina de trasnochar.
-Que guapa eres.
-¿Qué? Perdon es que aún no me hago a la idea.
-Es normal, yo tambien soy una belleza.
-No lo pongo en duda.
-Joder, es que eres demasiado irresistible.
-Estas deseando besarme.
-¿Cómo lo sabes?
-Se te nota en la cara. -nos reímos- estas muy guapo cuando pones esa cara.
-¿Que cara? ¿esta?
-Tienes cara de estreñimiento.
-Pero estoy sexy, a que sí. Ehh
-Si eso te hace feliz.
-Bah tengo sueño.
-Buenas noches Lou.
-Buenas noches princesa.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

CAPITULO 11


- ¿Quien es este tío que da tanto miedo?
-Pues sorprendentemente, este es doble C, vamos como todos los que quedamos.
-Traduce.
-Que es mi hermano so melon.
-Pero tu hermano no estaba en la India de cooperante.
-Si pero también ha venido para firmar cosas de papeleo. ¡Y se va a quedar con nosotras todo el verano!
-Vale, ¿y que es eso de que se va a casar conmigo?
-Pues, que es muy fan, pero que muy fan, muy fan. -dijo lentamente- muy, muy fan. Deberías ver su habitación.

Mientras seguíamos bajando hacia la parada de metro no parabamos de hablar. Cameron gastaba muchas bromas y como no Amanda también. Yo solo me limité a escuchar.

-Bueno parejita real, ¿cuando es la boda?
-No empieces con lo de pareja real.
-¿Que es eso de que nos casamos?
-Mi hermano, tiene la manía de que me case contigo.
-Eres... ¡un tipo listo!
-No, no es listo, es... la version femenina de tí.
-¿Y eso de pareja real?
-Tu segundo nombre es William y mi segundo nombre es Catherine.
-Amm. Interesante, venga va ¿dónde quieres que nos casemos?
-¿Casárme?, ¿Contigo? Aunque fueras el último hombre de la Tierra me casaría contigo.

Mientras ya estábamos llegando al Louvre nos dividimos para buscar. Cameron se fué por su lado, y Amanda y yo nos dirijimos a las sala de antigüedades Griegas. Que guapa estaba cuando miraba cosas tan curiosamente. Era adorable, con todas las letras.

-¿Y que pasó en la torre Eiffel? ¿Cuando te llamó Chelsea?
-Pues me enteré de que Fred me estaba engañando -hizo una pequeña pausa- con Danielle.
-Uhh eso es malo. Muy malo...
-Si, es malo. Pero solo porque Fred era un idiota y no se merecia estar conmigo.
-Ah -suspiré- ¿y... decías en serio de que no te casarías conmigo? ¿nunca?
-Pues claro que me casaría contigo, era solo por cerrarle la boca a mi hermano.
-Estas loca por mi.
-No estoy loca por ti.
-Que si.
-Que no.
-Que si.
-¡Que no pesado!
-Uhh eso es un si.
-Que no.
-Me encanta cuando te picas como una niña pequeña.
-Vale, ahora eres tu el que esta loco por mi.
-Que no.
-Si -dijo ella con aires de sobrada- estas loco por mi.

(Narra Amanda)

Me encantaba bromear con este chico, todo era divertido, todo, su forma de hacer las cosas, de mirarme, de tocarme, la forma de la que yo me iba enamorando mas de el.

-No estoy loco por ti.
-Estas loco por mi.
-Vale estoy loco por ti.
-¿En serio?
-¿Crees que si no estouviera loco por ti haría esto? -y me besó, delante de todo el mundo, la gente nos miraba, pero a mi me daba igual, yo seguía feliz, besándole como si no hubiera un mañana. Hasta que paró, me miró y me dijo:
-¿Y ahora, estas loca por mi?
-Siempre he estado loca por ti. Y ahora quitame las manos de encima.
-¿Qué?
-Que vienen Liam, mi hermano y Chelsea, y aquí no pasa nada.
-Pero haberlo dicho antes rollito de primavera.
-Ohh me has llamado rollito de primavera que mono...
-¿Pero que esta pasando aquí?
-¿Aquí? Nada solo estamos viendo... La Venus de Milo.
-La Venus de Milo esta detrás de vosotros.
-Ya lo sabemos.

La charla continuó con pullitas como: ''Hay que buena pareja que haceis'' o, ''Podríais empezar a salir''. Aquello resultaba aqueroso, odiaba que la gente soltara indirectas cuando todo el mundo puede descifrarlas. Eso mi hermano lo sabía, y le encantaba hacerlo. Nos fuimos a comer al hotel y luego a dormir la siesta.

Louis: Rollito de primavera!!
Yo: Dime?
Louis: ¿Entonces lo nuestro va en serio?
Yo: Enserio, ¿el qué?
Louis: Lo de esta mañana en el museo... y eso.
Yo: Para salir contigo, me lo tendrás que pedir. ^^
Louis: Sal al pasillo.

Y así lo hice, me adecenté un poco, después de mis pintas de dormida y salí al pasillo. Ahí estaba él, en pijama y con un gorro de lana, si es de TXF que le quedaba tan sumamente bien.
-Y bien. ¿Quieres salir conmigo?
-Uy uy uy. Eso me lo tienes quue pedir mejor.
-Vale, en una hora aquí.
-¿Y eso?
-En una hora aquí. Y tráete un pañuelo o algo.

Me duché, me puse las lentillas y me dejé el pelo suelto, como a el le gustaba, se me hacían unas ondas raras al final de la melena. Me arreglé y me puse un poco de rímel, no me gustaba maquillarme demasiado. Me vestí http://www.polyvore.com/set_17/set?id=57748145#stream_box Me puse un vestido de tirantes rosa palo con manchas marron oscuro, y unas sandalias planas de marrón mas claro. Salí al pasillo. Aún faltaban 3 minutos para las 6, la hora en la que habíamos quedado en el pasillo. Me volví a sentar en el banco de caoba de la mañana anterior. Y le esperé.

-No Harry, no le voy a decir a donde vamos! -Oí gritar a Louis, detras de la pared. Salió por la puerta se su habitación, iba muy guapo llevaba una camisa blanca remangada hasta los codos con unos tirantes azul marino, y unos chinos del mismo color y unas toms blancas.

-¿Has traido el pañuelo?
-Sí -y saqué un pañuelo blanco con corazones negros de mi bolso de rafia- Que mono es el pañuelo.
-Si, precioso. Es de Chels.
-Pues Chels tiene buen gusto.
-Una preguntita, para llegar a cosa esa del Moulin Rouge que línea hay que coger.
-La 3, pero es la tres azul, no la A3.
-Vale, vale.

Íbamos andando, por París, o eso creía yo, me llevaba con los ojos cerrados, notaba que íbamos en metro, sabía los chirridos del metro parisino. No eran como el de Londres, ni como el de Madrid. A mí esos chirrídos me decían mucho sobre cada metro. Hasta que bajamos del metro, y me llevó al Mouline Rouge, ¿cómo sabía que estabamos pasando frente a él? Había pasado miles de veces por su puerta, y mas cuando empezaban cada espectaculo, no entramos, y seguimos recto, me dió unas cuantas vueltas para desorientarme y subimos una pequeñas cuesta, se oía la musica de un carroussel. Ya estaba segura de donde estábamos. El carroussel del Montmatre, debajo del funicular para subir a la Basílica del Sacre Coeur.
-Vale voy a cogerte.
-Lou, no serás capaz.
-Si que soy capaz, te estoy cogiendo, no pesas nada.
-Ya lo se. No es ninguna novedad. -me reí- Ya se donde estamos.
-Es lógico, cuando hemos pasado por el Moulin Rouge, te has puesto a tararear El Tango de Roxanne.
-Cuando cierro los ojos nadie sabe que puede pasar. Lou, sueltame me haces cosquillas.
-Vale ya te suelto. -y me noté sentada en una superficie resbaladiza, me agarré a una barra que tenía al lado- Ahora te quitaré el pañuelo. -Y así era estabamos en el carroussel, probablemente, el mas famoso del mundo. Mientras yo me quedaba entusiasmada mirando el ambiente, Louis ya se estaba subiendo al caballo, estaba subiendose a un caballo enorme, apenas podía hacerlo. Se agarraba a la barra como si la quisiera robar.
-¿Quieres que te ayude a subir?
-No, yo soy una maquina de montar caballos de un carroussel.
-Claro que sí Louis. Lo que tu quieras.
-Lo conseguí, me subido al caballo.
-Lou, ¿te has fijado de que mi caballo mola mas que el tuyo?
-Eso es, mentira.
-Es verdad.
-Mi  caballo es marron.
-Y el mío es marron y blanco -dije subrayando el blanco-
-Vale, lo admito el tuyo mola más.
-Si, por fin.
Bajamos del carroussel y nos fuimos a una tienda de souvenirs, yo me compre una boina y Louis se compró otra boina pero mas tirando para una beanie. Me volvió a tapar los ojos.
-¿Por qué me vuelves a tapar los ojos, loco de la vida?
-Porque me gusta dar sorpresas.
-Vale, si te hace ilusión.
Seguíamos andando, ahora ya no sabía donde estaba, estaba mas desorientada aún, puede que por las vueltas del carroussel, pero me hacía ilusión a donde íbamos. Bueno, con que no fuéramos aún al hotel, me lo estaba pasando demasiado bien.
-Lou necesitas clases de francés.
-Y tu clases de orientación, solo lo descubres con tu oído de roedor
-ME HAS LLAMADO ROEDOR!!!??? Eres, raro, yo no soy una ardilla.
-Pensaba que te habías enfadado.
-Que va, contigo nunca me podría enfadar.
-¿Bueno, y ahora donde estamos?
-En París, seguro, en Pigalle, casi que también, y me arriesgaré que estamos cerca de un vagabundo.
-¿Como sabes eso?
-Huele raro, es olor de vagabundo parisino.
-Eres rara...
-Habló.
-Te voy a quitar el pañuelo.
-Vale.
No me podía creer donde estabamos, adoraba este lugar, siempre que venía con mis padres a París, visitábamos este sitio, y ellos, siémpre nos contaban la misma historia, que si se besaron se casaron y bla, bla, bla. Sabía que sitio era. Sabía que estando allí nada acabaría.