Cosas que pongo :P

martes, 20 de marzo de 2012

CAPÍTULO 2


(Narra Chelsea)


Ya habíamos llegado al aeropuerto, Amanda tardaba mucho, pero en ella era pasable despues de lo del accidente, la vimos llegar pero no sólo a ella, iba con dos personas mas, parecían, no no podían ser ellos, era imposible, o no.
-Bueno Chelesea, ¿y las demás?
-Pues, han ido a acompañar a Brenda a por algo de comer, ya sabes es un pozo sin fondo de comida.
-Amm, que raro en ella.
-Hay, no grites pero tienes Louis Tomlison detrás de tí - Dije solo con un hilo de voz.
-No voy a gritar, nos acabamos de conocer.
-Pero que me estas contando! - Me quedé atónita, muda, no dije nada sólo me quedé mirando algo, o a álguien.
-Hola, yo soy Liam.
-Encantada, yo soy Chelesea. Soy amiga de Amanda- Ella era preciosa, tenía los rasgos latinos por herencia de su madre, sus ojos grandes y profundos de color miel, su pelo moreno y con algunas ondas naturales que le salían de por sí, su sonrisa, perfecta después de años y años de brackets, y luego, su gran personalidad y su sentido del humor, su inteligencia, su valentía, su voz, su gran voz, pero bueno de eso ya había pasado mucho tiempo.


(Narra Amanda)


Mientras, Liam y Chelsea estaban hablando, yo me fuí junto a Louis, a buscar a las chicas, o mejor dicho, salieron por si solas.
-¡Aah que dolor!- Esa voz era muy familiar, se parecía a la de Nicole.
-Si es que eres tonta, ¿para que te pones unos tacones de 15 centímetros, si te vas a matar los pies?- De ello estaba segura, ella era Kristel.
-¡Eran los únicos que me pegaban con esta falda!
-¡Nicole, Kristel!- Me dirigí a ellas con una gran sonrisa en la cara, no las veía un día y ya las echaba de menos.
-Pitufa de nuestros amores, te hemos hechado de menos!- Dijeron las dos casi a coro.
-Yo también a vosotras-
-Tía, ¿aún vas de negro?
-Nicole, sólo han pasado dos semanas, no es que esté muy de moral, pero a propósito ¿A que viene lo de pitufa? Soy la mas alta de todas, admitidlo.
-Ains, solo dos semanas, y no pierdes el sentido del humor.- Nicole era una muy buena amiga, siempre te sacaba una sonrisa, era tan, genial.
-Nicole, Amanda, por favor no griteis pero parece ser que Liam, si Liam Payne y Chelsea, están ahí hablando tan felices y Louis Tomlison, se está acercando hacia aquí. Hey Amanda, ni te inmutas.
-Ya, se me había olvidado, los acabo de conocer, y nos han invitado a comer.
-Eso a Brenda le va a gustar- Dijo Kristel
-Hey Amanda, estas patatas están buenísimas, tienes que probarlas.
-Brenda, ya estas comiendo otra vez- Se asomaba por la puerta de un Mc Donal's.
-Ya sabes, no puedo parar de comer.
-Bueno chicas, ¿Estáis ya todas?.
-Pero, tu...tu eres y...y...Amanda y... ¡¿Que narices hace Louis Tomlison hablando con nosotras?!- Dijo Brenda tartamudeándo.
-Ahora te lo explicamos, zampabollos. - Dijimos las tres a coro.
Todos nos fuímos al coche de Louis, excepto Chelsea y Liam que se fueron ellos solos.


(Narra Liam)


Chelsea era una chica muy simpática, le gustaba hablar, tenía los ojos verdes y muy grandes, el pelo negro, largo y ondulado, sus labios eran algo gorditos, y sus mejillas siempre estaban sonrosadas. Era muy guapa, algo tímida, pero muy guapa.
-Bueno, y ¿que haces tu por aquí?
-Pues, los padres de Amanda, no es que se encuentre muy bien y hemos venido a pasar el mes con ella, ya sabes para que no esté sola.
-¿Pero que le pasa?
-Te lo diría, pero no puedo, le prometimos, que si era alguien quien lo tenía que decir, era ella.
-En ese caso, esperaré pacientemente a que lo diga.
Me preocupaba por ella, no parecía que esa noticia fuera agradable, no la conocía mucho tiempo no se le veía muy contenta. Bueno ya nos teníamos que ir, arrancamos el coche y fuímos a nuestra casa. Ya todos allí se presentaron y nos ayudaron a poner la mesa, comimos, y nos sentamos en el salón a charlar.
-Pero Amanda ¡mira que hora es!- Empezó a grital Kristel.
-Hay Dios, ya son las tres.- Salió corriendo hacía su bolso y sacó una libreta, en ella comenzó a escribir, con un lápiz que también había sacado de él, si se sentó, sólo escribió.
-¿Que le pasa?- Pregunté extrañado.
- Lo que pasa es que Amanda, tiene un don, por llamarlo de alguna manera, y todos los días a las tres en punto, tiene que componer. Es como su rutina.- Nos explicó Kristel.
El caso es que a los 10 minutos dijo...
-Ya esta, la he acabado, es toda nuestra chicas!

lunes, 12 de marzo de 2012

CAPÍTULO 1


(Narra Amanda)


Estaba en el aeropuerto, muy nerviosa en una hora iba a estar en Londres, a estudiar inglés, a ver la belleza de esa gran ciudad, y quien sabe, a lo mejor encontraba novio, pero bueno ahora no podía pensar en eso, tenía que centrarme en mis estudios, y hacer fotos de todo lo que iba a ver en Londres, pero lo mas difícil iba ser, despedirme de mi familia, y de mis cuatro mejores amigas: Chelesa, Kristel, Nicole y Brenda.


Ya había dejado las maletas y mi guitarra y me iba con mi bolso al avión. Aquella hora en el avión fue agotadora, azafatas corriendo por todos lados, las turbulencias, el capitán hablando desde la cabina, no había sido un viaje agradable, y para colmo, tenía al lado a un chico muy pesado, que no paraba de preguntarme cosas, pero al fin acabó el vuelo.


Cuando bajé del avión, recogí mis maletas y mi guitarra, ¡con tanta cosa parecía un puesto ambulante!, busqué un taxi rápidamente y me subí en él, el hotel estaba muy cerca del Big Ben lo cual me gustaba mucho, a orillas de Támesis, en fin, llegué a él la fachada era muy bonita, entré dentro de el hotel, pedí la llave en la recepción y me dirigí a mi habitación.


Lo primero que hice fue localizar una biblioteca cercana, cogí un autobús y me fui a ella. Cogí varios libros y me dirigí a una mesa que estaba apartada de todo, tenía que redactar un trabajo que me había puesto mi maestra de inglés con todo el tema de que me iba un mes a Londres, todos mis apuntes, mis libros, la agenda y mi pequeño estuche Azul. Bendito color, empecé a pensar en el mar una playa tranquila, paradisiaca, entonces el destino hizo que pasara aquello. Tropecé, todo se cayó al suelo, pero no todo fué tan malo.
-Lo siento, te lo he tirado todo al suelo.
-No te preocupes, tranquilo, no ha pasado nada- Le miré a la cara, ahora si que cuadraba, sus ojos azules y verdes, el pelo castaño y despeinado, su sonrisa, su perfecta sonrisa, las uñas mordidas, su mítica camiseta de rayas, los tirantes, era él, estaba segura.
- No me lo puedo creer, ¡Eres Louis Tomlison!
-Te ha costado descubrirlo, eh pequeña-
Lo había oído bien? Mi ídolo me había llamado pequeña, me sentía halagada y al mismo tiempo me sentía avergonzada. Saqué la primera excusa que se me ocurrió, pero no pude.
-Siento haberte tirado los libros al suelo, pero aunque parezca raro que te pregunte esto ¿No eres muy morena para ser británica?
-Bueno, no soy complétamente Británica, mi padre, si que lo es pero mi madre es Española, de ahí mi piel morena y mi nombre, por cierto soy Amanda, Amanda Carter, compositora, cantante y todo lo que esté relacionado con la música.
-Wow, interesante, bueno supongo que a mi ya me conoces, siento haberte tirado los libros, ¿Quieres venir a comer conmigo y los chicos a comer a nuestra casa?
-Si, claro, me encantaría-Pero que narices estaba diciendo, con mi ídolo al lado y yo haciéndome la interesante, no podía ser así, tenía que cambiar. Sonó mi teléfono


-Si, ¿Quién es?
-Tu tía, no te fastidia, soy yo.
-¿Yo quién?.
-Pues Chelsea, quien voy a ser.
-Ya lo sabía, tonta.
-Tengo que darte una sorpresa, estoy en un avión con las chicas de camino a Londres, vamos a ir a verte, estaremos todo el mes contigo!
-Me voy ya al aeropuerto-
-Si corre que ya estamos aterrizando-


-Lo siento Louis, me temo que va a tener que ser otro día, me acaban de llamar unas amigas mías, vienen ya a Londres, tengo que ir al aeropuerto-
-No, tenemos que ir al aeropuerto, yo llamo a Liam y le digo que traiga un coche, las recogeremos-
Llegamos al aeropuerto, Liam ya había llegado, nos fuimos a buscar a las chicas allí estaban. Chelsea ya me había empezado ha hablar.
-Tía, cuanto has tardado.
-Cállate, que traigo sorpresa
-¿Cual?
-Por que no lo miras tu...
INTRODUCCIÓN

Esta nueva novela de One Direction confirma que los sueños se pueden hacer realidad, la vida no es siempre aburrida, sólo hay que estar en el momento y el lugar apropiado, para que estos se hagan realidad, espero que os guste y que disfrutéis con ella.
Besos:                                                                                                             Mary Carrot  :)