Cosas que pongo :P

domingo, 22 de abril de 2012

CAPÍTULO 4


(Narra Harry)


Nos habían invitado a una gala benéfica en un teatro muy lujoso, todo estaba decorado con lámparas de cristal, columnas de mármol, barandillas doradas, caprichos de todo tipo... Un botones nos acompañó hasta el hall del teatro, todo estaba lleno de gente muy elegante, hombres con frac, si miedo al ridiculo por parecer pingüinos, señoras con trajes largos, niños vestidos igual que los padres, hijas igual que las madres, aquello parecía un circo, Niall no paraba de reirse, y creo, que Louis, por primera vez parecía estar guardando la compostura. Entramos al palco 13 y comenzamos a disfrutar de la función, al acabar nos invitaron a cenar, al restaurante que había dentro del propio teatro, todo igual de lujoso que antes, pero lo bueno es que estábamos en la mesa con el director del teatro, la charla era agradable, y la musica de fondo también, había una pianista que me resultaba muy familiar..., ¡pues claro!, ya sabía quien era, estaba completamente claro, lo primero que hice fué decirselo a Louis, pero con discrecion.
-Louis, ¿has visto la pianista que hay ahi?
-Pues no, no me he fijado - entonces la miró, ya sabía quien era- ¿que hace Amanda tocando aquí?
-Y yo que se, ve y pregúntaselo.
-Pero que le digo, que hago.
-Eres Louis Tomlinson, dile algo bonito.
-Es verdad, Harry no se que haría sin ti.


(Narra Louis)


Me dirigí a ella lentamente, para no levantar sospechas, estaba muy guapa, pero no podía pensar en eso, tenía novia, y aparte yo quería a Eleanor.
-Disculpe señorita, podría tocar algo de One Direction.
-¿De One Direction?, ¿A piano?. Usted se ha vuelto loco, como no haga un transporte de los acordes de guitarra, del bajo, y sepas marcar el ritmo de la batería la cosa está cruda.
-Bueno, pues tendré que darle la mala noticia a Harry.- Ella no me miraba, seguía centrada en el piano, hasta que me miró, con sus grandes ojos color miel.
-¿¡Louis que narices haces aquí!?
-He venido a la gala que se ha echo hoy. Pero lo que importa en este momento, es que haces tu aquí?.
-Pues el hotel donde estábamos cerró, tuvimos que alquilar un apartamento, y como no es que nos quedara mucho dinero, tuvimos que buscar trabajo, Nicole, está en una agencia para organizar eventos, Chelsea, en una tienda de ropa, Brenda ha encontrado, sorprendéntemente trabajo en Milkshake City, Kristel está de maestra en un estudio de baile moderno, y a mi me tienes aquí tocando el piano. Tuvimos mucha suerte, desde que os conocimos, nos dieron trabajo, encontramos un buen apartamento, y nuestros padres, bueno sus padres les han dicho que pueden quedarse todo el tiempo que quieran, o que necesiten.
-Es una suerte, que os haya pasado eso. Aunque suene un poco atrevido, podríamos dar un paseo.
-A ver, mañana..., nos pilla mal, habíamos pensado en remodelar el apartamento, lo siento mucho.
-No lo sientas, mañana a primera hora estamos, en vuestro apartamento, no nos hagáis esperar eh...
-No, para nada, tu sabes lo mal que me sabe, que seguro que tenéis cosas mejores que hacer.
-¿Mejor que, pringarnos de pintura y de serrín? No creo que haya nada mejor, aparte se lo podemos decir a Eleanor y a Danielle, ellas tienen mejor gusto femenino.
-Si que se vengan, el apartamento es muy grande.- No parecía que le hubiese sentado mal, como si le gustara que nuestras novias, fueran a su apartamento...


[A la mañana siguiente]


(Narra Nicole)


-Vamos, preparad ya todas las cosas, estarán a punto de llegar.- Se oía a Brenda chillar por el pasillo, ella siempre tan perfecta, puntual y preparada.
-Que siii, mira que eres pesadita, yo también tengo ganas de que vengan pero no es para ponerse así.
-Si es para ponerse así, Niall Hor... digo, One Direction va a estar en nuestro apartamento, es la créme de la créme, el hip del hop, la mantequilla de la tostada, Dios ya estoy pensando en comida.
A Brenda le encantaba comer, era un pozo sin fondo. Oops! Tocaban al timbre, iba corriendo, quería abrir la puerta mas que nada en el mundo, quería ver a Harry cada vez que lo veía, me bloqueaba, solo eso, un bloqueo repentino. Abrí la puerta. Y me los encontré a todos y con todos me refirero a TODOS.
-Pasad, pasad no os quedéis en la puerta. Id a la habitación que queráis.-
Llegué a mi habitacion, vi una figura masculina, alto, delgado, pelo rizado, ojos verdes, que guapo, preo como podía pasar, Harry Styles en mi habitacion.

domingo, 8 de abril de 2012

CAPÍTULO 3


-¿Pero que pasa?, ¿que es vuestra? - Pregunté extrañado.
- Pues la historia tiene chicha, hace tres años, gracias a una tía de Brenda, pusieron una canción de nuestro grupo de música en la radio, después de eso una de las 6 que éramos en el grupo se puso muy pesada, y lo dejamos, pero, desde hace dos meses a Amanda le da por componer profesionalmente, y queremos volver con el grupo, el problema es que nadie quería componer para nosotras, por suerte un día en casa de Amanda empezamos a cotillear, por todos los sitios, y debajo del colchón de su cama encontramos, miles de partituras y desde hace dos meses aparte de pertenecer al grupo, es nuestra compositora, hace dos semanas a las 3 de la tarde compone para nosotras y ahora ha acabado nuestro primer sencillo.
-Si, ya lo he acabado-
-¿Pues a que esperas?- Le dije - Llama a tu familia, a tus amigos, a tus padres, esto tiene que saberlo todo el mundo.
-Dios Liam ¿que estas diciendo?- Me dijo Chelesea muy extasiada -
-¿Pero que pasa?
Mientras hablabamos sobre aquello, Amanda había salido corriendo, y Louis detrás de ella, no sabía lo que pasaba, pero me sentía preocupado.


(Narra Louis)


Salí detrás de Amanda, corría como un loco, hasta que la alcancé, la sujeté con delicadeza, pero con fuerza para que no se escapara, me sentía preocupado por ella.
-Ei, pequeña, ¿que te pasa?
-Nada, no me pasa nada.
-Pues yo no diría eso.
-Dime que no se lo dirás a nadie
-A nadie, te lo prometo.
-Cuando Liam ha dicho lo de los padres, no he podido aguantar.- Una lágrima cayó por su mejilla y se apoyó en mi, no paraba de llorar.-
-¿Pero que te pasa?
-Si recuerdas, hace dos semanas hubo un accidente de avión que se estrelló en París-
-Si, si que lo recuerdo-
-Pues en ese avión murieron mis padres, el era el piloto, perdió el control de los motores y mi madre era azafata, por eso he roto a llorar por que nada mas pensar en ellos... he recordado, cuando ellos estaban vivos, cuando ellos me consolaban,cuando cada día que venía triste de la escuela, siempre me recibían con una sonrisa en la cara, y ahora eso ya nunca va a volver, y pensar de que yo lo podría haber impedido.
-Psss... tranquila, ahora estas bien, tienes a tus amigas en Londres, y seguro que tienes mas familia.
-Ahí te equivocas, después del accidente, sólo me quedaban mis hermanos, uno es cooperante en la India, y el otro después de saber la noticia se suicidó. Ya solo me quedan las chicas. Me siento complétamente sola.
Ya no sabía que decirle, su historia parecía tan trágica, y tan brutal, tan joven y huérfana, sinceramente, me sentía fatal por ella, quería que se sintiera mejor. Hasta que empezó a hablar con ella misma en voz alta.
-Bueno, y como decía mi padre, después de cada caida que tengas, levántate con una sonrisa, y aprende a caminar de nuevo.
-Que poético, muy bonito.
-¿Por qué tendras ese don de hacer reir a la gente siempre?
-No lo se, supongo que será genética- Esbozó una pequeña sonrisa y continuó hablando.
-Ahora será mejor que entre dentro, y me disculpe por haber salido tan bruscamente, ellos no tenían la culpa.
-Te acompaño.


--MIENTRAS TANTO EN LA CASA--


(Narra Liam)


-¿Pero que que dicho?
-Dios Liam la has liado, esto no va a salir bien, Amanda está...muy mal - Dijo Chelsea muy preocupada.
-Chelsea, no te enfades, el no tiene la culpa- Dijo Nicole intentando tranquilizarla.
-Pero es que no lo entiendes, tu no la has visto en mi casa llorando todas las noches, se te parte el alma, ella que siempre había sido tan alegre, tan graciosa, y ahora está como una manzana podrida.
-Mentira!- Dijo Amanda levantando la voz.- Yo no soy una manzana podrida, eso te lo has inventado tu, soy mas como un unicornio.
-Claro, un unicornio rosa, con flores, no te jode.
-Rosa no, azul, que soy Amanda por Dios Chelsea di que no me conocieras. Cállate antes de que me de otra vez por tirarte lacasitos a la cabeza.
-Definitivamente, ya está recuperada, me entran ganas de comer.- Dijo Brenda con tono de presentadora de un telediario.-
-Alguien va a decirenos que está pasando- Comenzó a decir Zayn con un tono de voz mas alto de lo habitual.
-Kristel, por favor haz los honores.-
-¿En serio Amanda?, ¿De verdad no quieres decirlo tú?.-
-No, estoy sin fuerzas.- Se sentó en un sofá y comenzó a mirar por la ventana, sus ojos cristalinos, no paraban de observar el pequeño pino que había en el jardín, suas mejillas estaban completamente coloradas.
-Pues, haber como lo digo, creo que lo diré de un tirón, buff, los padres de Amanda murieron hace dos semanas, hala ya lo he dicho.
-Pero yo, no sabía nada, siento haber dicho eso, yo, no sabíamos nada...- Así una cosa llevó a la otra, estuvimos un semana sin vernos, sin hablarnos, sin dirijirnos ni un mísero mensaje, hasta que que el destino se volvió a cruzar en nuestras vidas.