Cosas que pongo :P

miércoles, 19 de diciembre de 2012

CAPÍTULO 17


(Narra Louis)

Me desperté en una habitación de paredes azules, en te techo de la habitación había una bandera de inglaterra, miré el reloj que había en la mesilla de noche, eran las 12:00 de la mañana supongo que habríamos dormido en casa de Amanda, o mejor, mi novia, aún no oficialmente, pero estaba seguro de que lo sería. Volviendo al tema, salí de la cama, y rebusqué entre los cajones, sí era la habitación de Amanda, era ropa de chica, miré a mi alrededor y vi un monton de ropa con un post-it.
  ''No se si te estará, es ropa vieja de mis hermanos, baja cuando te despiertes''

                                                                                                   AC :)

Me puse la ropa y baje por las escaleras, esa casa era parecida a un laberinto, la habitación de Amanda estaba en la 4ª planta, y suponía que estaban en la planta baja, en el salón. Sí, se oía hablar a las chicas.
-Buenos Días.
-Tu novia está con Brenda y tu ex en la piscina.
-¿A que suena bien? MI novia.
Salí por la puerta trasera que daba a un gran jardín, que estaba cerca de un bosque frondoso, al salir ví a Brenda y a Eleanor. Pero Amanda no estaba.
-Está en la parte del lado del jardín.
-¿Tengo que andar mas?
-Sí
Al fín la ví estaba tumbada en el cesped, arrancaba algo de hierba, se incorporó y se quedó sentada con las piernas cruzadas, estaba de espaldas a mí, llegué a donde estaba ella y le tapé los ojos.
-¿Quién me coge?
-Tu acosador personal.
-Ah vale entonces si eres tu ya estoy tranquila. -le seguía tapando los ojos- Louis no te canses de estar ahí de pie, en serio se te va a cansar la mano, y los pies, y todo el cuerpo.
-Que tienes ahí. -dije poniendome en la misma posicion que ella.
-Nada.
-Tienes algo.
-No tengo nada.
-Mientes muy mal.
-Ya lo se.
-Pero, encima lo admites.
-Admito, que miento mal, pero no que te esconda nada.
-Dame eso.
-No.
-Jo, ahora me pongo triste. -me puse a hacer pucheros- ¿no me vas a decir nada?
-No, porque como anoche, hay 11 personas incluidos mis hermanos están mirando a ver que pasa.
-¿A la de 3?
-¿Por que no?
-A la de una.
-A la de dos.
-A la de tres.
Estaba muy cerca de ella, cerca no, más y entonces...
-¡¡Que se van a besar!! ¡¡Se van a besar!!
-¿Lo mato o le tiro a la piscina?
-Lo segundo será divertido.
-Piensa, tu crees que yo puedo tirar a un chico que pesa el doble que yo y que mide casi 2 metros.
-Cierto, pues te tiro yo a ti.
La cogi, como un saco de patatas y me fuí corriendo con ella hacia la piscina y la tiré, bueno, me agarró tan fuerte que me caí con ella.
-Eres idiota.
-Sí pero soy tu idiota.
Ahora si que nos besamos, mucho mejor que el de la noche anterior, mas bien como el primero, el mejor, oía aplausos, supongo que eran los 11 cotorros de antes, pero me daba igual porque estaba con ella.
-¡¡Mamá está en casa!! ¡Todos dentro ahora!
-¿Y eso?
-Ahora te lo explico.
Entramos a la casa y vimos que Claudia ya estaba ahí.
-Louis, cariño, esta tarde llegan tu madre y tus hermanas desde Doncaster, de van a quedar hasta el día 8. Otra cosa, ¿que hacéis mojados?
-Nos caímos a la piscina. -dijo Amanda- me tropecé, intentó cogerme y nos caímos.
Me miró, con esa preciosa mirada que solo ella tenía, hasta mojada estaba guapa. La cogí a lo princesa.
-Arriba princesa, ¡hay que secarse!
-¿Vas a poder conmigo todas las escaleras?
-Pues claro que sí. Soy Superman.

(Narra Amanda)

Entré a mi habitación, Louis se acopló en la habitación de invitados que estaba al lado, decidimos que cuando vinieran sus hermanas y su madre, nos repartiríamos las habitaciones para que ''accidentalmente'' nos tocara juntos. Según mi madre a mi padre le daban el alta el domingo lo cual haríamos lo nuestro público. Mientras tanto ibamos a disimular lo que pudieramos (tampoco es que fuera facil pero no imposible). Me vestí, me puse unos shorts de talle alto y una camiseta blanca con volantes y una rebeca de punto gris. Me fuí a su habitación y toqué a la puerta.
-Está abierto. -No llevaba camiseta, con eso lo digo todo- No me mires tanto que me desgastas.
-Si te quedas así va a ser complicado. -Dirigí la vista al suelo. Por la risa que soltó suponía que mi cara tenia que ser épica-
-No te quedes en la puerta, pasa que no te voy a morder.
Entré y me tiré en la cama, me puse a mirar el techo, como si no hubiera estado allí nunca, lo veía de forma diferente, en ocasiones, era bastante rarita. Se tiró a mi lado en la cama, seguía sin camiseta, y eso quieras o no pone.
-¿Que miras?
-El techo
-Es mentira, estas evitando verme. Por que estoy bueno, admitelo.
-Lo admito, solo porque tienes razón.
-Lo has dicho.
-Lo he dicho. -Nos miramos y nos besamos un beso largo y profundo, estuvimos así basatante tiempo, perdí la noción del tiempo.

Abrí los ojos, miré el reloj de la mesita de noche, las 16:00, ví que Louis seguía durmiendo, estaba muy mono durmiendo, salí de la habitación y bajé las escaleras por la barandilla, siempre lo había hecho así, desde niña, muy a lo Mary Poppins, vi que tocaban al timbre. Como no había nadie en el salon, me toco abrir la puerta.
-¡Amanda! No se site acordarás de mí.
-¡Eres Jay! -bien mi suegra presente, y yo con legañas, en eso apareció mi madre, preferí quedarme en segundo plano-
-Por Dios Claudia, no has cambiado nada.
-Ni tu Jay -le contestó mi madre, en ese momento bajó Louis-
-¡Mami! -gritó él-
-¿Que hace mi hijo aquí?
-Es una larga historia.
-Tus hermanas están fuera viendo el sitio.
Me quedé dentro, hablando con Jay, y con todos los que bajaron, incluida Eleanor, no se lo tomó mal, al contrario. Las niñas entraron y nos saludaron a todos. Eran simpáticas.
-Amanda mal. -soltó Brenda- Muy mal.
-¿Que pasa?
-Que son las 18:00.
-¿¡Qué!? Todo el mundo arriba, rápido, ahora.
Subimos todos corriendo a mi habitación, bueno, las chicas a la mia y ellos a la de Louis.
-Ahh!! Estoy empezando a hiperventilar, voy a morirme, que ¿y que me pongo? ¿me maquillo o no?, ¿que me hago en el pelo?, ¿me pongo gafas o lentillas? ¿que le digo a nuestras madres? ¡¡que no saben nada!!
-Pero nosotras sí. -se asomaron Lottie y Fizzy por el marco de la puerta.
-Os podemos cubrir la espalda.
-Creo que no me ponía tan nerviosa desde que nací. -Kristel me agarró por los hombros.
-Si estás con él será por algo, estoy segura, de que él te quiere, y que coño que hacéis muy buena pareja. Y ahora, vamos a ponerte guapa.
Empezaron a peinarme, una trenza de espiga al lado, mientras tanto, Chelsea y Nicole me maquillaban.
-Dilema -exclamé saliendo del cuarto de baño de mi habitacion en albornoz- hay tres vestidos, uno rosa muy claro con un cinturón marrón de tirantes, otro tambien de tirantes, azul marino con lunares pequeños blancos, y luego tengo uno palabra de honor negro con la falda azul. ¡¡cual me pongo!!
-El azul -dijo Lottie
-El de lunares. -Dijo Brenda
-El rosa. -dijo Nicole
-El azul -dijo Chelsea
-El rosa-dijo Kristel
-El azul -dijo Fizzy.
Me enfunde en el vestido (<--- ese) me puse los tacones y miré el reloj. Las 19:57, aún tenía tiempo para bajar. Tocaron a la puerta.
-¿Quien es?
-Los amigos del novio.
-Que pasen.
Cuando entraron no me vieron porque me tapaban todas.
-Queremos ver a la novia.
-Estoy aquí. -Ellas se abrieron.
-Joder, ¿desde cuando estás tan buena?
-Cállate Harry.
Salí de la habitación y me miré en el espejo que había en el pasillo, me miré ¿le gustaría? ¿me vería fea? ¿me tendría que quitar las gafas? Bajé por la barandilla como siempre, sinceramente, no sabía bajar escaleras y desde pequeña había bajado por la barandilla. Llegué abajo 19:59. No aparecía, salí fuera y lo ví. Apoyado en el coche mirando el móvil, ni se inmutó que estaba ahí. Me apoyé en el coche en la misma posición.
-¡Buh!
-Ahh.
-¿Tan fea voy?
-No, estas... estas... estás buena.
-¿Pero que os ha dado a todos con lo que estoy buena? Que sepas que mi madre os ha puesto motes porque no se acuerda de vuestros nombres.
-Sorpréndeme. -dijo mientras entrábamos en el coche-
-Pues mira, Harry es ''ricitos'', Liam es ''cuadros'' Niall es ''el chico irlandes'' tú, eres ''el del culo bonito''.
-Vale para, ¿eso lo ha dicho tu madre?
-Lo ha dicho, pero dice que si tu madre está presente, te dirá ''hijo de Jay''
-¿Y que ha dicho de Zayn?
-Zayn es...
-Dilo.
-Es el amor platónico de mi madre. Su belleza morena.
-Tu madre mola.
-Eso es porque se parece a mi. -dije haciendome la orgullosa- ¿a donde vamos?
-¿Crees que te lo voy a decir?

martes, 4 de diciembre de 2012

CAPÍTULO 16


(Narra Louis)

Ésta chica no pillaba una ni a la de tres, por más indirectas que le soltara, por mas cosas bonitas que le dijera, por todas las veces que he estado a punto de besarla no se ha dado cuenta, no tenía ni idea de lo que le pasaba, últimamente estaba muy distante. No tenía ni una remota posibilidad de saber en lo que pensaba. Movía el pie derecho, estaba nerviosa por algo, pero no sabía el qué.
-Me han aceptado -hizo una pequeña pausa- en Julliard School.
-¿Y dónde para eso exactamente?
-A la otra orilla del charco, Nueva York.
Me quedé de piedra, esa era la confirmación de sus nervios ¿acaso sentía algo por mi? ¿acaso pensaba que iba a pasar de ella solo por que se fuera a miles de kilómetros? ¿pensaba que yo no la quería? ¿o solo eran imaginciones mías? Estaba mal, la noticia me había afectado de 0 a 100 en una escala del 1 al 20, tenía ganas de llorar, pero tenía que reprimirme, no iba a quedar como un llorica delante de ella. No quería que pensara mal de mí. Se hizo el silencio y se notó que estaba incómoda. Seguía moviendo el pie y me fije en sus zapatos, luego en su pie y mas tarde después de observar detenidamente, ví con claridad que se había tatuado algo.
-¿Qué tienes en el pie?
-Nada, una tontería.
-Yo no veo que eso sea una tontería -dije resaltando el ''eso''-
-¿Te gusta ehh?
-Sí, es una letra o algo.
-Es una ''L'' o algo -dijo imitando mis palabras-
-¿Una ''L'' de que?
-De... emm... de... ¡Liberty! Exacto, mi prima Liberty -mentía, se mordió el labio inferior y tartamudeo igual que cuando me dijo lo del ponche- Estamos muy unidas.
-¿Con que de Liberty eh?
-Sí. -respondió tajantemente, mentía miraba al suelo, casi estaba llorando, eso de Liberty no era, en ese caso ¿de que podía ser? Pensaba y pensaba, y no caía. Pensaba en nombres, Luke, Lux, Louise, Louis... ¡Louis! Era la inicial de mi nombre. Eres tonto, sentía algo por mí. Saqué el movil llamé a Nicole. Me alejé un poco de ella.

Conversación telefónica

-Nic, soy Louis, ¿por casualidad Amanda tiene una prima que se llama ''Liberty''?
-¡Chicos venid, lo ha visto, lo ha visto! -no entendía esa reacción- Hemos puesto el altavoz ¿dónde estáis exactamente?
-En un parque justo en frente del instituto.
-Enseguida vamos para allá, no dejes que se vaya ¿entendido?
-Si mi capitana.

Fin conversación telefónica

-Amanda.
-¿Qué?
-Necesito un abrazo. -Vino y me abrazó, un abrazo largo y al mismo tiempo corto.

(Narra Amanda)

Las chicas llegaron ccorriendo, y me arrastraron hasta detrás de un viejo columpio oxidado, empezaron a hablar a la vez.
-Haber de una en una porfa. Nicole.
-Lo ha visto.
-¡Ya lo se!
-¿Y que le has dicho?
-¿No lo sabéis? No soy tonta, sé que os ha llamado.
-Dile ya que le quieres.
-Le he dicho que me voy a Julliard, y se ha quedado de piedra.
-Eso es porque sabe que te puede perder. Eres tonta, está enamorado de tí Amanda es que aún no te has dado cuenta.
Gritó demasiado fuerte, todos se enteraron, incluido Louis. Éste me miró y asintió, y yo le correspondí.
-Todos fuera de aquí ahora mismo. -Comenzaron a gritar Brenda y Niall.
-Somos penosos.
-Muy penosos.
-¿Con que Liberty?
-No me tires de la lengua. No te conviene.
-Liberty, Liberty Norah, Liberty Norah Tomlinson.
-¿Qué dices?
-Nuestra hija se llamará Liberty Norah Tomlinson.
-Es bueno saber que mi hija se llamrá así.
-Tu hija y la mía.
Me agarró de las manos y me condujo junto a él, estábamos a pocos centímetros, su respiración estaba acelerada. Me apetecía picarle, pero solo un poco.
-Hay una cosa en la que no has pensado.
-¿En qué?
-En que si tenemos una hija que se apellide Tomlinson, nos tenemos que casar, y si nos tenemos que casar, antes tenemos que ser novios, y la parte que más me gusta, si quieres que seamos novios, alguno de los dos tendrá que dar el primer paso. -se hizo el silencio- ¡te lo estoy poniendo a huevo quieres decir algo ya!
-Cuando habla el corazón dicen que es de mala educación que la razón contradiga.
-¿Y que quieres decir con eso?
-Que tengo ganas de hacer una cosa que no debería hacer.
-¿Por que?
-Por que nuestros 8 mejores amigos están mirando a ver que pasa.
-Y que mas da.
-Tienes razón, siempre la tienes.
Me atrajo mas hacia él, y nos quedamos a escasos milimetros, su aliento helado chocaba con el mio, nos miramos y esbozamos una pequeña sonrisa, me moví lo justo para que nos besáramos, echaba de menos todo eso, toda esa aventura que tuvimos en París, diciendolo así parecía una película, pero estaba contenta con todo lo que estaba pasando, él era la pieza que faltaba en el gran rompecabezas de mi vida, o mejor, él era mi vida, la única razón de mi existencia. Nos separamos y me condujo hacia su pecho y nos quedamos así bastante tiempo.
-Amanda. -cerré los ojos y apreté el puño-
-¿Que quieres Chels?
-Que nos tenemos que vestir.
-¿Que hora es?
-Las 00:15.
-Y salimos... -dejé que completara la frase.
-A las 00:30.
-¡Y no me sabéis decir nada!
-Pero es que hacéis tan buena pareja... y ese vestido blanco te queda tan bien... Jo, que monos.
-Yo  no lo he dicho, ha sido Chels.
Me fuí muy rápido con Chelsea, lo que iba a pasar no se lo imaginaba nadie lo que iba a pasar, nada más entrar ví un piano de cola blanco precioso, enseguida supuse para que era.