Cosas que pongo :P

domingo, 19 de mayo de 2013

CAPÍTULO 22


Conclusión: Soy la chica más imbécil de todo el planeta, una insensible, una inmadura.
No entiendo como un miedo, o una fobia había podido interponerse entre nosotros, me sentía entre la espada y la pared, como cualquier chica incapaz de poder decidir algo. Había sido la tontería mas grande que había dicho, bueno, no creo que se lo tomara como una tontería, pero bueno. El caso es que después de todo, no había pasado nada, ABSOLUTAMENTE NADA. Este había podido ser uno de los mejores momentos de mi vida, pero no, tenía que joderlo de alguna manera. Creo que no estaba enfadado conmigo, pero yo sí lo estaba conmigo misma. ¿Qué narices me pasaba?, esto tenía que pasar algún día, pero nunca había pensado como tomármelo, y más después de todo. Me habían intentado violar, y aunque con eso al final no pasara nada, yo no estaba bien psicológicamente, los dos eran como las caras de  una moneda, diferentes en todo y no supe como actuar ante aquello. Estaba traumatizada, por suerte, Nic, lo superó, no como yo. Necesitaba hablar con ella, iba a ser la única que me podía entender.

Conversación telefónica

-Nicole, soy Amanda, necesito hablar contigo.
-¿Que te ha pasado belleza sureña?
-Pues digamos que esta mañana, cuando estaba con Lou...
-No me digas que ha pasado.
-No, no ha pasado nada, ese es el problema.
-Ha sido por lo de Chris ¿verdad?
-Sí, me he sentido incapaz de nada, no podía.
-Amanda, tienes que superarlo, al fin y al cabo, si de verdad te qui...
-Ya, pero y si se enfada, o no quiere saber más de mí, o pasa de todo esto...
-Lo primero, no llores que luego se te pone la cara llena de manchas rosas y no te pega. Lo segundo, ¿Si no te quisiera, crees que hubiera estado a tu lado cuando tus padres desaparecieron? ¿o cuando no le importo que te fueras a la Julliard para cumplir tu sueño?
-Tienes razón.
-Creo que la única manera de superar tus miedos es enfrentarte a ellos, y aunque esto no sea un miedo exactamente, podrías tomártelo como tal. Que vas a superar ese miedo sea como sea.
-Muchísimas gracias.
-Una preguntita de nada, ¿qué hora es en Punta Cana?
-Son sobre las 7 y media de la tarde o por ahí.
-Vale, creo que mi indirecta ha llegado.

Fin conversación telefónica

Me asomé a la ventana de la habitación. Llevaba puestas unas bermudas azules y una camiseta blanca, estaba descalzo y llevaba ese gorrito que tanto me gusta. Miraba al mar, o eso pensaba. Tenía que salir de la habitación, tenía que estar con el, a su lado, tal y como el había estado conmigo. Salí corriendo haciendo el menor ruido posible, le agarré por la espalda y le abracé, como nunca había abrazado a nadie.
-Me estas manchando de mocos.
-Lo siento, lo siento por todo, por haber sido una imbécil y por encerrarme en la habitación dejándote fuera, por haber sido una mala novia por...
-Eso no lo vuelvas a decir jamás -me interrumpió- jamás vuelvas a decir eso, nunca vuelvas a hacerlo. ¿comprendido? Todo eso son mentiras que tu cabecita bonita hace, ni se te ocurra volver a decir eso, eres la mejor persona que puede existir bajo la faz de la Tierra, y no puedo consentir que te engañes a ti misma.
-¿Que haría yo sin ti?
-¿Y que haría yo sin ti, pequeña?
-Me has llamado pequeña.
-Porque lo eres, y siempre lo serás para mí.
-Te Quiero.
-¿Quieres ver una peli?
-No veo por que no.
Nos pusimos a ver ''El Rey León'' en el momento en el que muere Mufasa nos pusimos a llorar como imbéciles, pero hay que admitir, que ese momento, es muy triste.
-Ven, sal a la playa. Tengo que decirte algo.
Me temo lo peor, puede ser que lo que le dije a Nic pudiera pasar en ese mismo instante, tenía miedo. Nos quedamos a la orilla del mar.
-Bueno, Amanda, quisiera decirte que estos meses han sido los mejores de toda mi vida, que contigo todo lo malo del mundo desaparece, y haces que todo parezca mejor, has hecho que me sienta el tío más afortunado del mundo, y aunque hayamos estado mas tiempo separados que juntos, no quiero que eso vuelva a pasar, aunque pasará. Por eso quería pedirte que aunque no sea ahora, aunque sea dentro de días, de meses, de años, de siglos, que estés junto a mí, que nunca me dejes solo, que vivas tu vida a tu manera pero junto a mi.
-Al grano.
-Cásate conmigo.
--------------------------------------------------------
Capítulo 22 subido, espero que os guste, comentad, y recuperaros del shock xxxxx.

lunes, 13 de mayo de 2013

CAPÍTULO 21


-Amanda, Amanda cariño despierta, ya hemos llegado.
-¿Dónde estamos?
-Tu cuando te despiertas no vas muy bien de la cabeza ¿no?
-Me vas a contestar ¿si o no?
-Repasando mi historial ¿crees que te lo voy a decir?
-No, pero si cuela, cuela.
-Te tienes que poner esto. -Dijo dándome un pañuelo.- Porfa.
-Venga va pero sólo por ser tú.
Me puse el pañuelo en los ojos y me guiaba hacia donde quisiera que fuéramos  Me metió en un coche y luego en un barco, o bote, o lancha, o lo que fuera eso. Me quitó los zapatos. Noté al caminar la arena. Arena. Arena de playa. Me ha llevado a la playa, y hace calor. Soy tan inteligente que llevaba un jersey de lana gordísimo. Me seco las manos en el pantalón  estoy nerviosa y me sudan las manos, Louis me dice que me quede allí quieta, y no haga nada. Escucho el sonido de las olas durante 3 o 4 minutos, y me quito el jersey quedándome solo con un camiseta de manga corta azul, algo mas clara que el jersey. Al final opto por sentarme en la arena, me remango los pantalones a tientas, y dejo que las olas me mojen los pies. No experimentaba esta sensación desde hacía unos años, cuando nos fuimos de vacaciones a una cala de la Costa Blanca Española. Louis estaba tardando y me estaba empezando a preocupar,                          a saber que estaba haciendo allí dentro o acaso, ¿Me estaba preocupando por cosas de las que no debía preocuparme? Me estaba rallando y mucho, necesitaba despejarme la cabeza de alguna manera, pero no sabía cómo. Comienzo a pensar en todo lo que puede haber aquí, imagino un playa con unas casitas por alrededor, o incluso un embarcadero. Agua cristalina y una luna inmensa, como en las peliculas. Noto que alguien me coge por la espalda y me sube a hombros, le toco el pelo y la cara. Es Louis.
-¿Que haces? ¿Te crees que soy un saco de patatas?
-Sí, exacto, eres mi saco de patatas particular. ¿Y sabes que le pasa a mis sacos de patatas?
-Sorpréndeme.
-¡Les hago cosquillas!
Me tiró a la cama así a lo bruto y empezó por la tripa y el costado, el muy listo conocía perfectamente mis puntos débiles.
-No te toco los pies porque seguro que huelen peor que los míos.
-Oye no te pases, vale, vale, Louis para, de verdad. ¿A que ha venido eso de mis pies?
-Es mi forma cariñosa de decir que te quiero. ¿Tu no tienes una forma cariñosa de decirlo?
-Venga, ahí va. Si me vuelves a tirar a la cama como si fuera un saco de patatas te doy un premio.
-Eso esta hecho.
Me tiró otra vez, pero esta vez, él se quedó encima de mí. Me estaba imaginando lo peor, o bueno igual era lo mejor, no es que estuviera demasiado segura de todo. Lo besé impulsivamente, sin saber por qué una parte de mí no quería hacer nada más, pero la otra parte, sí.
-Espera, ahora vuelvo, tengo que ir a por algo.
Noté que me mentía, y cuando me engañan, me entra sueño, noto que los ojos se me van cerrando cada vez más, hasta que el sueño puede conmigo.



-Pues eso tío, que cuando se lo iba a decir que quedó durmiendo.
-............
-Pero, ¿y si me dice que no? Todo puede pasar.
-............
-Sí Harry, estoy enamorado. Anda pásame a Liam.
-............
-Pues me voy a tener que esperar a que se despierte y me la llevaré a la playa.
-............
-Sé que es una locura, pero no se Liam, me hace tanta ilusión.
-............
-Vale tío, ya hablamos, cuidaos por allí.

Me ha dejado complétamente anonadada, a saber que quiere hacer, o, que no quiere hacer, mejor, hago que me despierto.
-Buenos dias enano.
-¿Que haces tu despierta a estas horas?
-¿Que crees tu que hago?
-Dime que no has escuchado la conversación.
-¿Que conversación? -dije haciendome la loca-
-Nada, nada.
-Bueno, pues tu a lo tuyo. Me voy a desayunar.
-De eso nada, tu te quedas aquí, que ya te traigo yo el desayuno.
-Oish, que monada que eres.
-Lo mejor para la mejor.
-Ambos sabemos que eso no es cierto.
-¿Ah no?
-No, ¿O tal vez si? No lo se, estoy demasiado zombie como para pensar.
-Pues eres la zombie mas morena que he visto en mi vida.
-OH SEÑOR, LOUIS WILLIAM TOMLINSON ME HA LLAMADO ZOMBIE MORENA. Me merezco un pin.
-Tu si que eres un pin. 
-Soy un pin.
-Pero eres el pin mas bonito del mundo -Dijo echandose encima de mi.
-¿Me vas a hacer cosquillas?
-Pues claro que si.
Comenzó a hacerme cosquillas por el cuello, no podía parar de reir y chillar, los dos sabíamos en que acabarian las cosquillas, y vosotros, bueno, ya os imaginais.

---------------------------------

Sé que este capítulo es mas corto, pero aunque no lo creais no he tenido mucho tiempo, y más ahora que empiezan los examenes. Pero doy fe, que en verano intentaré subir cuanto más mejor. Como siempre os pido que comenteis, porfa *insertar carita de pena* xxxx